lunes, 30 de marzo de 2020

EDGAR ALLAN POE Y LOS COMETAS (PARTE I: LA INCOMPARABLE AVENTURA DE HANS PFAALL)




Esta narración de Poe nos fascina, como nos fascina la Luna. Fue publicada por entregas en 1835 en una revista y pretendía ser una historia verdadera. Pero un periódico rival comenzó la serie de publicaciones que ahora se conocen como el gran fraude lunar (“Great Moon Hoax”) y Poe, furioso por el plagio la interrumpió justo en la mejor parte. Narra como un holandés deja Rotterdam, perseguido por sus acreedores y harto de su mujer, para desaparecer por completo de la faz de la Tierra… yendo a la Luna en un globo con algunas mejoras técnicas que Poe se encarga de detallar. Lamentablemente, decíamos, Poe interrumpió las entregas justo cuando el astronauta holandés estaba por contar sus andanzas en la Luna y su vuelta a la Tierra, mientras que el viaje en sí está contado en detalle (excesivo, para quien no conoce el estado de la técnica de la época, como yo). El punto en el que más se equivoca Poe (aunque no, realmente, ya que el final sugiere que don Pfaall era un timador) es en la existencia de aire, oxígeno, en el espacio exterior  y la existencia de atmósferas en otros cuerpos celestes y para ello recurre, entre otros argumentos, a observaciones telescópicas del cometa Encke:
“Por otra parte, yo sabía que no faltaban las argumentaciones que pretendían probar la existencia de un límite atmosférico real y definido, pasado el cual no habría aire en absoluto. Pero quienes defendían tal límite habían descuidado, a mi modo de ver, un hecho que, si bien no implica una refutación lisa y llana de sus teorías, merece cuidadoso análisis. Al comparar los intervalos que median entre las sucesivas apariciones del cometa de Encke en su perihelio y observar del modo más preciso todas las perturbaciones debidas a la atracción de los planetas, se comprueba que los períodos disminuyen gradualmente, es decir, que el eje mayor de la elipse del cometa se acorta de manera lenta pero perfectamente regular. Pues bien: tal sería el caso si imaginamos la resistencia experimentada por el cometa en un medio etéreo extremadamente rarificado que reinara en las regiones en que se inscribe su órbita, pues resulta evidente que tal medio debe, al retardar la velocidad del cometa, aumentar su fuerza centrípeta mediante la desaceleración de su fuerza centrífuga. En otras palabras, la atracción solar estaría alcanzando de continuo mayor poder y así el cometa sería atraído un poco más a cada revolución. A decir verdad, no hay otro modo de explicar la variación indicada. Pero insisto: puede observarse que el diámetro real de la nebulosidad del cometa se contrae rápidamente ante la proximidad del sol, y se dilata con igual rapidez al encaminarse el astro a su afelio. ¿Me asistía o no razón al suponer con M. Valz que tal aparente condensación de volumen tiene su origen en la compresión del mismo medio etéreo al que he aludido, el cual se densifica en relación directa a su proximidad con el sol?”

viernes, 27 de marzo de 2020

COMETA ATLAS, EL GRAN COMETA DEL 2020



Crédito: Martin Vd Dussen, José J. Chambó

Hay una enorme expectativa por el aumento de brillo que viene experimentando el C/2019 Y4 ATLAS, descubierto el 29 de diciembre de 2019 por el Asteroid Terrestrial-impact Last Alert System (ATLAS), un survey automático de detección de asteroides potencialmente peligrosos. Lamentablemente, es un espectáculo para el hemisferio norte, y lo seguirá siendo. Las predicciones de brillo máximo son increíbles, se calcula una magnitud pico para mayo de -1.5, casi tan brillante como Venus, aunque se levantará a escasos 15 grados del horizonte en el ocaso. El perigeo será el 16 de mayo y el perihelio el 31 de mayo, siendo muy favorable la ubicación de la cola del cometa en el plano entre la Tierra y el Sol, que haría esperar una cola tan brillante que algunos piensan que se vería de día. Aunque, como dijo David Levy “los cometas son como los gatos: tienen cola y hacen lo que quieren”. Nunca se sabe.

lunes, 23 de marzo de 2020

EL COMETA INTERESTELAR SE ESTARÍA FRAGMENTANDO


Ilustración de Borisov. | Fuente: NASA/SOFIA/Lynette Cook | Fotógrafo: Lynette Cook

El primer cometa interestelar registrado, Borisov, parece estar registrando estallidos mientras se mueve a través de nuestro Sistema Solar y más allá de nuestro Sol.
Las observaciones repetidas del objeto, descubierto en agosto de 2019, permitieron trazar su trayectoria, y los astrónomos determinaron que su extraño camino significaba que el cometa solo podría haber venido más allá de nuestro Sistema Solar y estaba pasando a través de nuestro vecindario.
Astrónomos que han revisado el objeto en las últimas semanas descubrieron que algo extraño estaba sucediendo. Un equipo con sede en Polonia informó que en dos ocasiones desde inicios de mes, el cometa Borisov se había vuelto más activo. "Este comportamiento es fuertemente indicativo de una fragmentación continua del núcleo", escribieron en un comentario publicado en The Astronomer's Telegram.
Tal fenómeno sería causado por el acercamiento de Borisov hacia el Sol. Esa ha sido una posibilidad que los científicos han considerado desde su sobrevuelo cercano al Sol en diciembre. Como todos los cometas, Borisov es un trozo de escombros helados, por lo que pasar por el Sol provoca interacciones con ese hielo, informa Space.com.
Borisov fue identificado con más de un año de margen para observarlo y estudiar su viaje a través de nuestro Sistema Solar.
Fuente:
https://rpp.pe/ciencia/espacio/nasa-cometa-interestelar-borisov-esta-destruyendose-mientras-deja-nuestro-sistema-solar-noticia-1253463?ref=rpp

sábado, 21 de marzo de 2020

COMET INTERCEPTOR, LA PRÓXIMA MISIÓN COMETARIA DE LA AGENCIA ESPACIAL EUROPEA



La ESA podrá ser más chica que la NASA o ROSCOSMOS, pero no hay quien la venza en cuanto a misiones cometarias: Giotto reveló como era, a grandes rasgos un cometa, Rosetta reveló con detalle como era un cometa. Pero todas las sondas que han estudiado los cometas han visitado cometas de período corto, aquellos cuyas órbitas no se extienden más allá del cinturón de Kuipert y por lo tanto son los que más a menudo tienen su perihelio. Lo que los hace también los cometas mas “viejos y desgastados”, porque se exponen más a la radiación solar. Los cometas de período largo, provenientes de la Nube de Oort, son los más espectaculares para observar, porque han tenido pocos pasos por el perihelio, debido a su órbita de miles de años, lo que hace que tengan mucho polvo y volátiles que eyectar al acercarse al Sol. Sería un gran logro científico observar con una sonda uno de ellos, pero ¿cómo hacer para planificar el encuentro de la sonda con un cometa del que casi no conocemos la órbita y que el próximo paso será dentro de miles de años? Tampoco podemos tener una sonda lista para cuando se descubra un cometa de periodo largo, o interestelar como el Borisov. A la Agencia Espacial Europea se le ocurrió una idea genial: lanzar a un punto de Lagrange una sonda que se mantendrán a la espera del próximo cometa de período largo o interestelar durante tres años y se activará cuando sea necesaria para interceptarlo, desplegando dos sondas más. La misión se llama, precisamente, Comet Interceptor. No una sonda, sino tres, para lograr una visión de conjunto “3-D”. El lanzamiento sería en 2028. Para que dimensionemos la genialidad de la idea, pensemos que de haber sido lanzada la flotilla de los “Comet Interceptor” a tiempo, se podría haber estudia al gran enigma astronómico de nuestro tiempo: “‘Oumuamua”

domingo, 15 de marzo de 2020

A LA BÚSQUEDA DE ´OUMUAMUA. PROJECT LYRA



Se trata de una organización sin fines de lucro británica llamada Institute for Interstellar Studies, que promueve la idea de los viajes más allá de nuestro sistema solar. Todo nuestro apoyo para ellos, nosotros mismos como Sociedad Lunar somos el mismo tipo de delirantes. La principal iniciativa del Instituto es el Project Lyra que propone enviar una sonda para estudiar al ¿cometa? ¿asteroide? ¿otra cosa? `Oumuamua, pese a que viaja a una velocidad anual de 5.5 años luz. El proyecto no es irracional: aprovechar los adelantos tecnológicos de nuestra década, lanzar la sonda en una Falcon Heavy o bien un Space Launch System (SLS, si alguna vez llega a terminarse) en 2030, aprovechar el envión gravitatorio de Júpiter (por eso hay que esperar 10 años) y sobrevolar a ‘Oumuamua en 2049. Ojalá!

sábado, 14 de marzo de 2020

UN PAISAJE COMETARIO (CON JET INCLUIDO)


Este paisaje, que es tan semejante a las barrancas costeras de nuestras tierras entrerrianas, fue captado por la sonda Rosetta de la Agencia Espacial Europea en su misión al 67P Churyumov-Gerasimenko. Es inentendible que todavía se hable de los cometas como "bolas de nieve sucias", cuando se ve claramente que el hielo no es lo que prevalece en la superficie del núcleo de un cometa. La imagen, como nos tiene acostumbrados Rosetta, es espectacular, y capta el preciso instante en que un depósito de hielo superficial comienza a sublimar al calentarse por la cercanía del Sol, generando un jet que impulsará al cometa en una dirección distinta a la del impulso de la órbita. El desconocimiento de la existencia del impulso que le dan los jets al acercarse al perihelio impedía conocer con precisión las razones de las anomalías en las órbitas de los cometas.

martes, 10 de marzo de 2020

HALLAN POR PRIMERA VEZ UN ASENTAMIENTO HUMANO ARRASADO POR UN COMETA

Fuente:
https://www.lanacion.com.ar/ciencia/hallan-primera-vez-asentamiento-humano-arrasado-cometa-nid2341430


Vidrio fundido presente entre el material arqueológico recuperado de un asentamiento agrícola de hace 12.800 años en la actual Siria acredita que fue arrasado por un impacto cósmico.
Antes de que la presa de Taqba embalsara el río Eufrates en el norte de Siria en la década de 1970, un sitio arqueológico llamado Abu Hureyra fue testigo del momento en que los antiguos pueblos nómadas se establecieron por primera vez y comenzaron a cultivar. Un gran montículo marca el asentamiento, que ahora se encuentra bajo el lago Assad.
Pero antes de que se formara el lago, los arqueólogos pudieron extraer y describir cuidadosamente mucho material, incluidas partes de casas, alimentos y herramientas, una gran cantidad de evidencia que les permitió identificar la transición a la agricultura hace casi 12.800 años. Fue uno de los eventos más importantes en la historia cultural y ambiental de nuestra Tierra.
Resulta que Abu Hureyra tiene otra historia que contar, según una nueva investigación. Encontrado entre los cereales y granos y salpicado en los primeros materiales de construcción y huesos de animales fue el vidrio fundido, algunas características que sugieren que se formó a temperaturas extremadamente altas, mucho más altas de lo que los humanos podían lograr en ese momento, o que podrían atribuirse al fuego, iluminación o vulcanismo.
"Para ayudar con la perspectiva, temperaturas tan altas derretirían por completo un automóvil en menos de un minuto", dijo en un comunicado James Kennett, profesor emérito de geología de la Universidad de California en Santa Bárbara. Tal intensidad, agregó, solo podría haber sido el resultado de un fenómeno extremadamente violento, de alta energía y alta velocidad, algo del orden de un impacto cósmico.
Basado en los materiales recolectados antes de que el sitio fuera inundado, Kennett y sus colegas sostienen que Abu Hureyra es el primer sitio en documentar los efectos directos de un cometa fragmentado en un asentamiento humano.
Todos estos fragmentos son parte del mismo cometa que probablemente se estrelló contra la Tierra y explotó en la atmósfera al final de la época del Pleistoceno, según Kennett. Este impacto contribuyó a la extinción de la mayoría de los animales grandes, incluidos los mamuts y los caballos y camellos estadounidenses; la desaparición de la cultura norteamericana Clovis; y al inicio abrupto del episodio de enfriamiento de Younger Dryas glaciar final.
Los hallazgos del equipo se destacan en un artículo publicado en la revista Nature Scientific Reports.
"Nuestros nuevos descubrimientos representan evidencia mucho más poderosa de temperaturas muy altas que solo podrían asociarse con un impacto cósmico", dijo Kennett, quien junto con sus colegas reportó por primera vez evidencia de tal evento en la región en 2012.
Abu Hureyra se encuentra en el sector más oriental de lo que se conoce como YDB (Younger Dryas Boundary), que abarca otros 30 sitios en América, Europa y partes de Medio Oriente. Estos sitios muestran evidencia de quema masiva, incluida una capa de "esterilla negra" rica en carbono que contiene millones de nanodiamantes, altas concentraciones de platino y pequeñas esférulas metálicas formadas a temperaturas muy altas.
La hipótesis del impacto YDB ha ganado más fuerza en los últimos años debido a muchos descubrimientos nuevos, incluido un cráter de impacto muy joven debajo del glaciar Hiawatha de la capa de hielo de Groenlandia, y el vidrio fundido a alta temperatura y otras pruebas similares en un sitio arqueológico en Pilauco, ubicado en el sur de Chile.
"La aldea de Abu Hureyra habría sido destruida abruptamente", dijo Kennett. A diferencia de la evidencia de Pilauco, que se limitó al sacrificio humano de animales grandes hasta pero no más tardío que la capa negra de impacto YDB, Abu Hureyra muestra evidencia directa del desastre en este asentamiento humano temprano. Kennett señaló que un impacto o una explosión de aire debe haber ocurrido lo suficientemente cerca como para enviar calor masivo y vidrio fundido a toda la aldea.
IMPACTO DE UN COMETA FRAGMENTADO
El vidrio se analizó para determinar su composición geoquímica, forma, estructura, temperatura de formación, características magnéticas y contenido de agua. Los resultados del análisis mostraron que se formó a temperaturas muy altas e incluyó minerales ricos en cromo, hierro, níquel, sulfuros, titanio e incluso hierro fundido rico en platino e iridio, todo lo cual se formó en temperaturas superiores a 2.200 grados Celsius.
"Los materiales críticos son extremadamente raros a temperaturas normales, pero se encuentran comúnmente durante los eventos de impacto", dijo Kennett. Según el estudio, el vidrio fundido se formó "a partir de la fusión y vaporización casi instantánea de biomasa regional, suelos y depósitos de llanuras de inundación, seguido de enfriamiento instantáneo". Además, debido a que los materiales encontrados son consistentes con los encontrados en las capas YDB en los otros sitios en todo el mundo, es probable que sean el resultado de un cometa fragmentado, a diferencia de los impactos causados por cometas o asteroides individuales.
"Un solo impacto importante de asteroide no habría causado materiales tan dispersos como los descubiertos en Abu Hureyra", dijo Kennett. "Se propone que los grupos de desechos cometarios más grandes sean capaces de causar miles de ráfagas de aire en un lapso de minutos en todo un hemisferio de la Tierra. La hipótesis YDB propuso este mecanismo para tener en cuenta los materiales de coeficientes ampliamente dispersos en más de 14,000 kilómetros de ambos hemisferios. Nuestros descubrimientos de Abu Hureyra apoyan firmemente un importante impacto de un cometa fragmentado.


miércoles, 19 de febrero de 2020

IMÁGENES DEL TELESCOPIO ESPACIAL HUBBLE APORTAN NUEVOS DATOS SOBRE EL COMETA INTERESTELAR BORISOV




A diferencia del primer visitante interestelar registrado en nuestro sistema solar, ‘Oumuamua (que ni siquiera es, probablemente, un cometa), el 2I/Borisov está sujeto a registro continuo. Actualmente, tras haber pasado por el perihelio, está saliendo del sistema solar, camino a la órbita de Júpiter, adonde llegará en julio de este año.
Borisov parece un típico cometa de los que conocemos: una amplia coma y señales de “outgassing”. El Telescopio Espacial Hubble lo capturó antes del perihelio, a una distancia de 2.4 unidades astronómicas, como puede verse en las imágenes, y esas observaciones permitieron inferior una serie de datos, como su diámetro: entre 200 y 500 metros, mucho más pequeño que la primera estimación de 2 a 16 kilómetros, lo que lo hace sujeto a una posible ruptura por los estallidos de gas asimétricos, y una densidad de 25 kg. por metro cúbico, mucho más denso que esa rareza llamada ‘Oumuamua (de la que se pensaba que tenía una densidad de 0.01 kilogramo por metro cúbico, por lo que se pensó en algo parecido a una vela solar, con todo lo que implicaba…).


jueves, 13 de febrero de 2020

Rosetta registra cambios de color en el 67/P durante su órbita



La Agencia Espacial Europea ha reportado como “cometa camaleón” al 67/P Churyumov-Gerasimenko, objetivo de la misión Rosetta. Se refiere a que el núcleo cometario fue variando de un color marcadamente rojo al ser analizado con el instrumento VIRTIS (Visible and Infrared Thermal Imaging Spectrometer) hacia un color azulado al acercarse al perihelio. La razón estriba en el hielo de agua, cuando Rosetta se encontró con el cometa, éste estaba muy lejos de Sol y su núcleo presentaba casi nada de hielo visible y una superficie cubierta por varias capas de polvo. Cuando cruzó lo que se conoce como “frost line”, a la distancia de tres unidades astronómicas del Sol, comenzó el proceso de sublimación del hielo de agua por el aumento de temperatura y el núcleo rojizo que VIRTIS detectaba, por el polvo que predominaba, pasó a ser detectado como azulado, por el color del hielo de agua en la superficie del núcleo, hielo prístino porque la sublimación (transformación de hielo a polvo) había eyectado casi todo el polvo y las capas de hielo externas. En la coma el proceso fue inverso, a mayor distancia se veía azulada porque contenía menos polvo, cuando la sublimación comenzó expulsó polvo, y así la coma al acercarse al perihelio aparecía más rojiza. Obviamente, al alejarse el cometa del Sol el proceso se revierte y los colores vuelven a cambiar.
Estos resultados no se hubieran nunca logrado desde Tierra, puesto que telescópicamente no podemos observar el núcleo, menos uno tan pequeño como el del 67P, de 3 kilómetros de diámetro.  

sábado, 8 de febrero de 2020

¿ES EL COMETA 2019 Y4 ATLAS EL GRAN COMETA DE 1556 RECUPERADO?



Hace poco nos enteramos, leyendo como siempre las entradas de la web de la Sección Cometas de la LIADA, de la siguiente noticia:
2019 Y4 (ATLAS)
Se descubrió un objeto de magnitud 19 en imágenes tomadas con el Schmidt de 0,5 m en Mauna Loa el 28,60 de diciembre de 2019 por el equipo ATLAS (Sistema de última alerta de impacto terrestre de asteroides). Las confirmaciones vinieron de varios observadores aficionados, incluidos Michael Jaeger y Eric Bryssinck. Había sido publicado en el PCCP como A10j7UG. [CBET 4712, MPEC 2020-A112, 10/11 de enero de 2020]. El cometa está en el perihelio a 0,3 ua en mayo de 2020 y podría estar dentro del alcance visual si aumenta su brillo más rápido de lo esperado, sin embargo, tiene una magnitud absoluta muy débil y puede desaparecer. Maik Meyer señaló que su órbita es muy similar a la del Gran Cometa 1844 Y1.
¿Podría ser este cometa tan débil el cometa de 1556 recuperado? En esta entrada nos referimos al cometa de 1556:
Resulta que al descubrirse el Gran Cometa 1844 Y1 el 18 de diciembre de 1844 en Ciudad del Cabo, fue relacionado, por la similitud de sus órbitas con dicho cometa, como puede verse en un número de “The astronomical Journal” de 1850:
Así como la similitud de las órbitas permitió emparentar el Atlas de 2019 con el cometa de 1844, así éste fue relacionado con el de 1556. Una interesante comparación.

jueves, 23 de enero de 2020

6 AÑOS DE COMETARIA



6 años…. Empezamos el 25 de enero de 2014 y mucha agua ha pasado bajo el puente. 450 entradas. Más de 96.000 visitas, a un promedio de 44 visitas por día. A un blog con un tema tan específico como los cometas. A todos los que han pasado por aquí o han colaborado, ¡muchas gracias!

LA FRAGMENTACIÓN DEL COMETA WEST



Parte del extraordinario brillo del cometa West, al que nos referimos en la entrada anterior. En el pico de su magnificencia, el 19 de febrero de 1976, se detectó una fractura del núcleo, que aparecía ahora dividido en 2 fragmentos. El 27 de febrero y el 6 de marzo se produjeron dos nuevas fragmentaciones. Las sucesivas fragmentaciones generaron enormes expulsiones de material que generaron el extraordinario brillo del West.