lunes, 21 de enero de 2019

EL APORTE DE LOS GLOBOS ESTRATOSFÉRICOS A LA OBSERVACIÓN COMETARIA. BRISSON (Ballon Rapid Response for ISON).



Lanzar un globo estratosférico (la estratósfera se extiende entre los 11 y los 50 kilómetros de altura) tiene una serie de ventajas comparativas con respecto a una misión espacial en cuanto a costos y oportunidades en lo que hace a la astronomía planetaria y en particular a la cometaria. Por empezar, su costo es muy inferior a una misión espacial. Además, la estratósfera permite observaciones en un entorno mucho más parecido al espacio que al de la superficie.  Al ser más sencillo ensamblar un globo a una góndola con instrumental, la respuesta a eventos no esperados como un cometa es mucho más rápida y sencilla, así como también es más sencillo programar una serie de observaciones en el tiempo repitiendo las misiones a un objetivo o a distintos, ya que el globo y la góndola puedan volver a usarse muchas veces (salvo accidentes). Además, la posibilidad de repetir misiones y reutilizar el material ampliaría el número de científicos que podrían tener tiempo de observación. De hecho, participar en observaciones realizadas con globos estratosféricos sería una oportunidad ideal para científicos en las primeras etapas de su carrera.
Las ventajas de diseñar rápidamente una misión específica se comprobaron en enero de 2013 cuando un equipo del Glenn Research Center de la NASA y el Southwest Research Institute (SwRI) ensambló una góndola con un telescopio de 0,80 metros de apertura y un conjunto de cámaras y filtros para cubrir el espectro que va del ultravioleta cercano al infrarojo medio. Su objetivo: el cometa ISON descubierto en septiembre de 2012. La misión se llamó BRISSONy formó parte del esfuerzo por observar este cometa que prometía tanto por su presunto primer paso por el Sol, que permitiría mediciones de CO2 y H2O.
La misión pudo prepararse en 9 meses, aprovechando material ya existente (como el telescopio) e instrumentos diseñados para la ocasión. El lanzamiento se realizó el 28 de septiembre de 2013 en Fort Summer, New Mexico. Lamentablemente, una falla de funcionamiento del telescopio no permitió cumplir con el objetivo de la misión y no se pudo capturar al cometa que se desintegraría poco después del perihelio. A pesar de ello, se pudo lograr una serie de metas técnicas, como mantener la estabilidad del telescopio y cámaras y un aterrizaje exitoso.
En la próxima entrada veremos una misión idéntica, pero exitosa.

domingo, 23 de diciembre de 2018

FELICES FIESTAS. NOS VEMOS EN 2019.


Amigos cometarios, les deseamos de todo corazón una Feliz Navidad y un estupendo 2019. Nos veremos el año que viene (para celebrar nuestro quinto aniversario).




LA COMA INTERIOR DEL WIRTANEN




El extraordinario acercamiento del 46P/Wirtanen a la Tierra permitió que desde la superficie de nuestro planeta se pudieran realizar observaciones cometarias generalmente reservadas a sondas espaciales. Así, una serie de observatorios en superficie y en órbita (como el Hubble y el Chandra Ray Observatory) estudian la coma interior del cometa buscando estudiar los mecanismos de emisión de gases desde el núcleo, la composición de los hielos, como el gas de la coma es alterado por la luz y la radiación solares, etc. A ese esfuerzo conjunto se sumó SOFIA (Stratospheric Observatory for Infrared Astronomy), un Boeing 747 de la NASA y la Agencia Espacial Alemana que lleva un telescopio de 106 pulgadas en vuelos estratosféricos. A SOFIA le debemos esta imagen:



viernes, 21 de diciembre de 2018

LA COLA DEL WIRTANEN

En este maravilloso time-lapse efectuado por Gerald Rhemann podemos ver como la cola del 46P/Wirtanen (tan difícil de observar) se retuerce afectada por el viento solar:


martes, 18 de diciembre de 2018

ROSETTA registra el nacimiento de un arco de choque alrededor del cometa 67P


Un nuevo estudio revela que, al contrario de la primera impresión, Rosetta sí detectó signos de un pequeño arco de choque en el cometa que exploró por dos años – el primer arco de choque que se detectó formándose en el sistema solar.
Desde 2014 a 2016 la sonda Rosetta de la ESA estudió el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko y sus alrededores desde lejos y desde cerca. Voló directamente a través del "arco de choque" varias veces antes y después de que el cometa alcanzara su punto más cercano al Sol a lo largo de su órbita, brindando una oportunidad única para recopilar mediciones in situ de esta intrigante zona del espacio.
Los cometas ofrecen a los científicos una forma extraordinaria de estudiar el plasma en el Sistema Solar. El plasma es un estado caliente y gaseoso de la materia que comprende partículas cargadas, y se encuentra en el Sistema Solar en forma de viento solar: un flujo constante de partículas que fluyen desde nuestra estrella hacia el espacio.
A medida que el viento solar supersónico atraviesa objetos en su camino, como planetas o cuerpos más pequeños, primero alcanza un límite conocido como descarga de arco. Como su nombre indica, este fenómeno es algo así como la ola que se forma alrededor de la proa de un barco cuando corta a través del agua picada.
También se han encontrado arcos de choque alrededor de los cometas, el cometa Halley es un buen ejemplo. Los fenómenos plasmáticos varían a medida que el medio interactúa con el entorno circundante, cambiando el tamaño, la forma y la naturaleza de las estructuras, como los arcos de choque con el tiempo.
Rosetta buscó indicios de tal característica en su misión de dos años, y se aventuró a más de 1500 km del centro de 67P en la búsqueda de límites a gran escala alrededor del cometa, pero aparentemente no encontró nada.


Choque de arco tomando forma en el cometa
"Buscamos un arco clásico en el tipo de área que esperábamos encontrar, lejos del núcleo del cometa, pero no encontramos ninguno, por lo que originalmente llegamos a la conclusión de que Rosetta no había detectado nada", dice Herbert Gunell, del Real Instituto Belga de Aeronomía del Espacio, Bélgica, y de la Universidad de Umeå, Suecia, uno de los dos científicos que lideraron el estudio.

“Sin embargo, parece que la nave espacial realmente encontró un arco de choque, pero que estaba en su infancia. En un nuevo análisis de los datos, finalmente lo encontramos cerca de 50 veces más cerca del núcleo del cometa de lo previsto en el caso de 67P. También se movió en formas que no esperábamos, por lo que inicialmente nos lo perdimos".
El 7 de marzo de 2015, cuando el cometa estaba más del doble de la distancia del Sol que la de la Tierra y se dirigía hacia nuestra estrella, los datos de Rosetta mostraron signos de un arco que comenzaba a formarse. Los mismos indicadores estaban presentes en su regreso del Sol, el 24 de febrero de 2016. Se observó que este límite era asimétrico, y más ancho que los arcos de choque completamente desarrollados observados en otros cometas.
"Una fase tan temprana del desarrollo de un arco de choque alrededor de un cometa nunca había sido capturada antes de Rosetta", dice la codirectora Charlotte Goetz del Instituto de Geofísica y Física Extraterrestre en Braunschweig, Alemania.
"El arco de choque impacto infantil que vimos en los datos de 2015 evolucionará más tarde para convertirse en un arco de choque completamente desarrollado cuando el cometa se acercó al Sol y se volvió más activo. Sin embargo, esto no se vio en los datos de Rosetta, ya que la nave espacial estaba muy cerca del cometa como para detectarlo. Cuando Rosetta lo vio de nuevo, en 2016, el cometa estaba saliendo del Sol, por lo que el impacto que vimos fue en el mismo estado pero "disolviéndose" en lugar de “formándose".
Herbert, Charlotte y sus colegas exploraron los datos del Rosetta Plasma Consortium, un conjunto de instrumentos que comprende cinco sensores diferentes para estudiar el plasma que rodea al 67P. Combinaron los datos con un modelo de plasma para simular las interacciones del cometa con el viento solar y determinar las propiedades del arco de choque.





Vista simulada
Los científicos descubrieron que, cuando el arco de choque se extendió sobre Rosetta, el campo magnético del cometa se hizo más fuerte y más turbulento, con estallidos de partículas cargadas de alta energía producidas y calentadas en la misma región del choque. De antemano, las partículas se habían movido más lentamente y el viento solar había sido generalmente más débil, lo que indicaba que Rosetta había estado "arriba" de un arco de choque.
"Estas observaciones son las primeras de un arco de choque antes de que se forme por completo, y son únicas al reunirse in situ en el cometa y el arco de choque", dice Matt Taylor, científico del Proyecto Rosetta de la ESA.
“Este hallazgo también resalta la fuerza de la combinación de mediciones y simulaciones de múltiples instrumentos. Puede que no sea posible resolver un rompecabezas utilizando un conjunto de datos, pero cuando reúne varias pistas, como en este estudio, la imagen puede ser más clara y ofrecer una visión real de la dinámica compleja de nuestro Sistema Solar y los objetos que contiene, como el 67P".

TRADUCCIÓN DE:

sábado, 15 de diciembre de 2018

46P/WIRTANEN DESDE PARANÁ

En las primeras horas del 15 de diciembre, luego de un café lleno de proyectos futuros, salimos con Juanma Biagi a observar el Wirtanen con telescopio, binoculares, cartas estelares y cámara con teleobjetivo de 200 mm.





Pero no lo localizamos visualmente por unas nubes traicioneras que parecían haber estado esperándonos para aparecer. Pero Juanma apuntó la cámara al lugar donde debería estar… y estaba. La primera foto y acertó, un verdadero genio. Compusimos, con más café, este gif del Wirtanen avanzando decididamente por el cielo paranaense. Son 6 tomas de 30 segundos cada una, que abarcan de las 5.27 a las 5.35 TU del 15 de diciembre de 2018. Repito, cámara con teleobjetivo, sin telescopio y menos seguimiento, una hermosura…





viernes, 14 de diciembre de 2018

NUESTRO APORTE A LA CAMPAÑA DE OBSERVACIÓN DEL COMETA 46P/WIRTANEN


El cometa Wirtanen va aumentando su brillo de manera sostenida, como se puede observar en la siguiente curva de luz realizada por la Liga Iberoamericana de Astronomía (LIADA) con las observaciones reportadas a su base de datos desde todo el mundo:


En el link de la Sección Cometas de la LIADA con las observaciones del 46P (https://cometobservationsdatabase.wordpress.com/numbered-periodic/46p-wirtanen/) se pueden apreciar nuestro aporte en reportes de estima visual de magnitud, densidad y diámetro de la coma en las observaciones de los últimos días de diciembre:
46P/Wirtanen
Reported observations:
2018 Dec. 13.98 UT: m1=4.6, Dia.=30', DC=3, ... 15x70 B ... Willian Souza (Sao Paulo, Brazil)
2018 Dec. 13.83 UT: m1=4.5, Dia.=45', DC=5, ...15x70 B ... Danil Sidorko (Korenovsk, Russia) [very good visible with the naked eye]
2018 Dec. 13.10 UT: m1=3.7:, Dia.=>90', DC=3/, ... Naked Eye ... Marco Antonio Coelho Goiato (Araçatuba, Brazil)
2018 Dec. 13.09 UT: m1=4.0:, Dia.=70', DC=5, ... 4x50 B ... Marco Antonio Coelho Goiato (Araçatuba, Brazil)
2018 Dec. 13.09 UT: m1=4.2, Dia.=15’, DC=3, ... 15x70 B ... Mariano Ribas (Buenos Aires, Argentina) [El cometa es imposible de ver a simple vista en cielo urbano, aunque es más fácil de detectar ¨que hace una semana con los mismos binoculares 15x70)
2018 Dec. 13.041 UT: m1=3.7, Dia.=55′, DC=3, ... Naked eye ... Roger Jimenez (COAT, Lara, Venezuela) [MALE: 5.3. Altura: 64°. Luna a 21° altura sobre el horizonte Oeste-Sur-Oeste, 26% iluminada]
2018 Dec. 13.024 UT: m1=3.8, Dia.=39′, DC=3, ... 20x80 B ... Roger Jimenez (COAT, Lara, Venezuela) [MALE: 5.3. Método: Sidgwick. Comparación de estrellas usando datos del catálogo Tycho-2. Altura: 58°. Luna a 30° altura sobre el horizonte Oeste-Sur-Oeste, 26% iluminada]
2018 Dec. 13.023 UT: m1=3.8, Dia.=39′, DC=3, ... 20x80 B ... Oscar Alvarado (COAT, Lara, Venezuela) [MALE: 5.3. Método: Sidgwick. Comparación de estrellas usando datos del catálogo Tycho-2. Altura: 58°. Luna a 30° altura sobre el horizonte Oeste-Sur-Oeste, 26% iluminada]
2018 Dec. 13.022 UT: m1=3.8, Dia.=39′, DC=3, ... 20x80 B ... Jesús Guerrero (COAT, Lara, Venezuela) [MALE: 5.3. Método: Sidgwick. Comparación de estrellas usando datos del catálogo Tycho-2. Altura: 58°. Luna a 30° altura sobre el horizonte Oeste-Sur-Oeste, 26% iluminada]
2018 Dec. 13.021 UT: m1=3.8, Dia.=39′, DC=3, ... 20x80 B ... Ángel Reyes (COAT, Lara, Venezuela) [MALE: 5.3. Método: Sidgwick. Comparación de estrellas usando datos del catálogo Tycho-2. Altura: 58°. Luna a 30° altura sobre el horizonte Oeste-Sur-Oeste, 26% iluminada]
2018 Dec. 12.18 UT: m1=4.8, Dia.=>30', DC=3, ... 10x50 B ... Willian Souza (Santa Rita do Sapucai, Brazil)
2018 Dec. 12.07 UT: m1=3.8, Dia.=>90', DC=3/, ... naked eye ... Marco Antonio Coelho Goiato (Araçatuba, Brazil)
2018 Dec. 12.06 UT: m1=4.1, Dia.=70', DC=5, ... 4x50 B ... Marco Antonio Coelho Goiato (Araçatuba, Brazil)
2018 Dec. 12.06 UT: m1=4.5:, Dia.=30', DC=2, ... Naked Eye ... Willian Souza (Santa Rita do Sapucai, Brazil)
2018 Dec. 12.05 UT: m1=4.8, Dia.=60', DC=4, ... 10x50 B ... Willian Souza (Santa Rita do Sapucai, Brazil)
2018 Dec. 12.04 UT: m1=4.5, Dia.=50’, DC=4, ... 10x50 B ... Alberto Anunziato (Paraná, Argentina) [No tail,  Mét. Sidgwick, Cat. Tycho II]
2018 Dec. 11.86 UT: m1=4.1, Dia.=70', DC=4/, ... Naked Eye ... Juan Jose Gonzalez (Collada del Fresno - Sierra del Aramo, Asturias, Spain. Alt. 1221 m, 43º 10' N, 5º 54' W) [In 12x45 monocular: m1=4.3, Dia.=65', DC=4. Sidgwick method. Tycho-2 comparison stars. SQM: 21.2. Mountain location, very clear sky]
2018 Dec. 11.20 UT: m1=4.9:, Dia.=45', DC=3, ... 10x50 B ... Willian Souza (Santa Rita do Sapucai, Brazil);
2018 Dec. 11.07 UT: m1=3.9, Dia.=90', DC=3/, ... Naked Eye ... Marco Antonio Coelho Goiato (Araçatuba, Brazil)
2018 Dec. 11.06 UT: m1=4.2, Dia.=60', DC=4/, ... 4x50 B ... Marco Antonio Coelho Goiato (Araçatuba, Brazil) [By using 20x100 B and refletor 22-cm L(32x): Tail= 30' in PA: 55 deg. (in the reflector I could see 3 tails, in PA: 15, 55 and 80 respectively]
2018 Dec. 11.03 UT: m1=4.8, Dia.=60', DC=4, ... 10X70 B ... Jorge Luis Salas (San Diego, Carabobo, Venezuela)
2018 Dec. 11.01 UT: m1=4.5:, Dia.=60', DC=2, ... Naked Eye ... Willian Souza (Santa Rita do Sapucai, Brazil)
2018 Dec. 10.99 UT: m1=4.8, Dia.=60', DC=4, ... 10x50 B ... Willian Souza (Santa Rita do Sapucai, Brazil)
2018 Dec. 10.80 UT: m1=4.7, Dia.=35', DC=5, ... 15x70 B ... Danil Sidorko (Korenovsk, Russia)
2018 Dec. 10.01 UT: m1=4.0:, Dia.=70', DC=3, ... Naked Eye ... Marco Antonio Coelho Goiato (Araçatuba, Brazil) [Clouds]
2018 Dec. 10.00 UT: m1=4.2:, Dia.=45', DC=4, ... 4x50 B ... Marco Antonio Coelho Goiato (Araçatuba, Brazil) [Clouds]
2018 Dec. 10.01 UT: m1=5.0:, Dia.=20', DC=3, ... 10x42 B ... Willian Souza (Sao Paulo, Brazil)
2018 Dec. 09.99 UT: m1=5.0, Dia.=20', DC=3, ... 15x70 B ... Willian Souza (Sao Paulo, Brazil)
2018 Dec. 09.91 UT: m1=4.8, Dia.=40’, DC=3, ... 10x50 B ... Alberto Anunziato (Paraná, Argentina) [No tail. Mét. Sidgwick, Cat. Tycho II]
2018 Dec. 09.87 UT: m1=5.1, Dia.=42', DC=3, ... 5x25 B ... Valentín Díaz (La Romaneta, Alicante, España)
2018 Dec. 09.86 UT: m1=5.2, Dia.=42', DC=3, ... 10x50 B ... Valentín Díaz (La Romaneta, Alicante, España)
2018 Dec. 09.80 UT: m1=4.5, Dia.=36', DC=5, ... 15x70 B + Naked Eye ... Danil Sidorko (Korenovsk, Russia)
2018 Dec. 09.33 UT: m1=5.0, Dia.=40’, DC=3, ... 10x50 B ... Alberto Anunziato (Paraná, Argentina) [No tail. Mét. Sidgwick, Cat. Tycho II]

La fascinación por la astrofotografía lamentablemente eclipsa que los datos de valor científico en el campo cometario se obtienen con la observación visual.
Pero pese a no contar ya con el equipamiento de un gran observatorio, durante la observación de las primeras horas del 9 de diciembre, Juan Manuel Biagi se las arregló para capturarlo, desde el fondo de su casa simplemente apuntando su cámara hacia el lugar en el que nos había parecido que podía estar el cometa, ya bajo en el horizonte nuboso. Como siempre, Juanma puso optimismo y tesón (y venció mi escepticismo) para lograr un resultado espectacular por lo precario de la observación. Así lo cuenta él mismo:
“El día Domingo 09-12 a las 4:36 am con una cámara Cánon EOS-400 Rebel adosada a un teleobjetivo marca Soligor de 200 mm se hace una observación del cometa Wirtannen con 30 seg de exposición a ISO 1600 en dirección Oeste, viéndoselo a través de nubes cirrus de poca densidad. Al no tener seguimiento estelar el equipo, se puede identificar al cometa porque éste no sigue el mismo recorrido de las estrellas y se presenta (con zoom) un poco nuboso”

Esta es la imagen, ¿ven cuál es el cometa?:



Aquí la misma imagen con el cometa dentro de un círculo:




No es la imagen más espectacular del Wirtanen que verán, pero para nosotros tiene un valor fundacional. 

jueves, 13 de diciembre de 2018

UN ACERCAMIENTO ESPECTACULAR DEL COMETA 46P WIRTANEN PARA EL 16 DE DICIEMBRE

Artículo de divulgación aparecido en el diario "Uno" de Paraná, Entre Ríos, el 11 de diciembre de 2018



Impredecibles viajeros del espacio
Los cometas son los objetos astronómicos más caprichosos e impredecibles del cosmos. Han tenido una relación constante con la humanidad, la ciencia y el arte no serían los mismos sin estos viajeros errantes e inesperados. Durante siglos sorprendían a los antiguos con sus apariciones esplendorosas en los cielos sin contaminación lumínica, quienes en palabras de Séneca no sabían “si admirarlos o temerlos”. Un astro que aparecía de la nada ocupando una parte del cielo cada vez más grande a medida que pasaban los días y que a veces desaparecía tan rápidamente como había aparecido, tenía una enorme potencia simbólica y no es extraño que se los temiera como imagen del cambio a que están sujetas las vidas humanas. Se los temía como se teme todo cambio. Pero también se los temía porque a partir de Aristóteles se pensaba que los cometas estaban compuestos por vientos calientes que salían de la propia Tierra y que se encontraban muy cerca nuestro.  Esta cercanía implicaba consecuencias muy concretas como sequías o epidemias, por lo que el temor medieval a los cometas estaba amparado en el paradigma científico dominante.
Será Tycho Brahe, el último paladín de la astronomía geocéntrica y quizás el mejor observador de la historia, quién relegará a los cometas a los espacios más allá de la Luna. Fue cuando determinó que el gran cometa de 1577 era un objeto muy distante por la técnica del paralaje (observación del mismo objeto en el cielo desde dos puntos muy distantes en la Tierra). La observación astronómica de los cometas comenzó a descifrar sus secretos. El primer gran hito fue la determinación de que eran objetos con órbitas no rectas sino circulares o elípticas y por lo tanto podían regresar luego de un cierto tiempo. Edmund Halley fue quien realizó el primer cálculo exitoso de la órbita de un cometa-el que hoy conocemos con su nombre-y pudo predecir la fecha en que retornaría, lo que fue la primera gran aplicación práctica de las teorías de Newton. Pero los cometas seguían mostrándose caprichosos. Los cálculos para determinar sus órbitas implicaban años de trabajo, pero luego los cometas retornaban a la Tierra un poco antes o un poco después. Las teorías se multiplicaron para explicar lo que ahora sabemos que son  consecuencias de su “encendido” cuando se acercan al Sol. Los cometas están formados por un núcleo sólido formado por material rocoso mezclado con hielos y gases. Cuando se acercan al Sol, el calor dispara el mecanismo de sublimación, por el que el hielo pasa de sólido a gaseoso y se combina con los gases y el polvo liberado de la superficie del núcleo. Gases y polvo forman una suerte de atmósfera que rodea al núcleo mientras está cerca del Sol. Esta atmósfera se llama “coma” (cabellera en griego). Lo que observamos cuando vemos un cometa es la luz del Sol reflejada en los gases y el polvo que forman la coma. Los gases y el polvo que quedan en el camino formarán la cola. Cada pasaje cercano al Sol se da en circunstancias distintas, por lo que predecir el brillo y el tamaño de la coma es tan difícil como predecir cuanto polvo o gas se liberará. Ese proceso de sublimación genera que en ciertas zonas del núcleo se expulsen gas y polvo en forma de “chorros” que actúan como los motores de una nave espacial: haciendo que el cometa acelere o se frene. Ese mismo proceso de “encendido” al acercarse al Sol que atrasa o acelera la marcha de los cometas de manera predecible es el que también los hace brillar más o menos.
El cometa Wirtanen
El 16 de diciembre de 2018 se producirá uno de los hitos de la astronomía cometaria de este siglo: el cometa 46P/Wirtanen (el más brillante del año) tendrá un acercamiento a la Tierra a una distancia de 7 millones de kilómetros, o 30 veces la distancia a la Luna. Es uno de los diez acercamientos más próximos de un cometa en los tiempos modernos, pero además hay una serie de circunstancias que lo hacen más espectacular, una verdadera cadena de coincidencias que privilegian esta aproximación:
1.- La órbita de este cometa es conocida con exactitud, ya que cumple su recorrido alrededor del Sol en 5 años y medio.
2.-En el punto de la órbita más lejano del Sol (afelio) el Wirtanen llega hasta las cercanías de Júpiter y las perturbaciones gravitatorias de éste han ido acortando su órbita y acercando la distancia a la que pasa del Sol en el momento más cercano a éste (perihelio). Esta disminución de la distancia al Sol hace prever que el núcleo sufrirá un calentamiento mucho más marcado que en pasos anteriores, lo que generará mucho más actividad y una coma más brillante. 
3.-El acercamiento a la Tierra de 2018 ocurrirá 4 días después del perihelio (12 de diciembre) por lo que el cometa estará en el máximo de su actividad, lo que implica un máximo de brillo producido por la radiación del cercano Sol.
4.-Es un cometa hiperactivo con tasas de producción de gas y polvo superiores al promedio, lo que se explicaría por la existencia de hielos hipervolátiles por debajo de la superficie que cuando subliman liberan hielo de agua, que generan una “tormenta de nieve” en las capas más cercanas al núcleo de la coma, lo que lo hace mucho más visible. Ese mecanismo se comprobó durante la misión de la sonda Deep Impact en 2010 al cometa 103P Hartley 2, un cometa muy similar al Wirtanen.
Esta serie de condiciones hacen que el acercamiento del 46P Wirtanen sea histórico, ya que las condiciones de observación desde Tierra serían equivalentes a las del sobrevuelo lejano de una sonda, con el beneficio de todos los telescopios e instrumentos que desde Tierra pueden observar y registrar. Los resultados de estos estudios, en lo que una parte no menor provendrá de la campaña de observación que realizan numerosos astrónomos amateurs, prometen un futuro conocimiento muy amplio del Wirtanen, que de por sí es un considerado un objetivo ideal para una futura misión espacial. De hecho, pocos días antes del lanzamiento de la misión Rosetta de la Agencia Espacial Europea en enero de 2003, una prueba de lanzamiento del cohete Ariane 5 fue un fracaso y la misión se postergó. La Rosetta original iba al Wirtanen, pero el postergamiento hizo necesario un cambio de planes y el objetivo secundario entró en escena, el 67P Churyumov-Gerasimenko. Con los conocimientos que sumaremos de este acercamiento, el Wirtanen tiene destino de objetivo de alguna sonda futura.
Una última circunstancia facilita el reto de observar a simple vista el Wirtanen. Su camino en nuestros cielos en estos días de diciembre pasa por dos asterismos (conjuntos de estrellas fácilmente reconocibles) del cielo del norte. A su izquierda están las Pléyades  (también conocidas como el Pesebre), un cúmulo abierto de estrellas muy cercanas entre sí. A su derecha están las Híadas, 6 estrellas en forma de “V” que forman la cabeza del Toro en la constelación de Taurus, y cerca está la constelación de Orión, fácilmente reconocible por las 3 Marías que forman el cinturón del cazador. Si no puede distinguirlo a simple vista, como una manchita difusa y redonda, el más rústico de los binoculares servirá para observar un espectáculo que no se repetirá jamás. Si usted intenta observar el 14, quizás pueda tener el placer extra de encontrarse con algún meteoro (o estrella fugaz) de la lluvia de las Gemínidas, que tiene su pico máximo ese día.

Alberto Anunziato (miembro de la Sección Cometas de la Liga Iberoamericana de Astronomía)


El cometa Wirtanen por Michael Jäger


viernes, 30 de noviembre de 2018

UN ACERCAMIENTO ESPECTACULAR DEL COMETA 46P WIRTANEN PARA EL 16 DE DICIEMBRE



Imagen del cometa Wirtanen tomada el pasado 26 de noviembre desde Namibia por Gerald Rhemann. Crédito: Gerald Rhemann.



El 16 de diciembre de 2018 se producirá uno de los hitos de la astronomía cometaria de este siglo: el cometa 46P/Wirtanen (el más brillante del año) tendrá un acercamiento a la Tierra a una distancia de 7 millones de kilómetros, o 30 veces la distancia a la Luna, o 0.7 Unidades Astronómicas. Es uno de los diez acercamientos más próximos de un cometa en los tiempos modernos, pero además hay una serie de circunstancias que lo hacen más espectacular, una verdadera cadena de coincidencias que privilegian el perihelio de 2018:
1.- Es un cometa periódico, y por lo tanto su órbita es conocida con cierta exactitud. El período orbital del 46P es de 5 años y medio.
2.-En el afelio el Wirtanen llega hasta la órbita de Júpiter y las perturbaciones gravitatorias de éste han ido acortando la órbita del cometa, reduciendo el período entre dos perihelios de los casi 7 años de 1912 a los actuales cinco años y medio, y también acercando la distancia al Sol en cada perihelio. Esta disminución de la distancia al Sol hace prever que el núcleo sufra el calentamiento mucho más marcado que en pasos anteriores (no sabemos si antes de su descubrimiento en 1948 en el Observatorio Lick el cometa tuvo un acercamiento tan próximo al Sol como el de este año), lo que generará mucho más actividad en el núcleo y una coma más brillante. 
3.-El acercamiento de 2018 será excelente en cuanto a la geometría observacional, ya que al 16 de diciembre estará en oposición con la Tierra y alto en los cielos de ambos hemisferios, lo que garantiza mucho tiempo de observación por encima de los 20 grados sobre el horizonte. Esas condiciones no se repetirán en el próximo perihelio en 2024.
4.-El máximo acercamiento a la Tierra de 2018 ocurrirá 4 días después del perihelio (12 de diciembre) por lo que el cometa estará en el máximo de su actividad.
5.-Es un cometa hiperactivo con tasas de producción de gas y polvo superiores al promedio. Comparte la categoría de hiperactivo con un ilustre cometa, el 103P/Hartley 2, por lo que el estudio de éste último es muy importante para predecir el del 46P. La producción de agua en el núcleo del 46P es tan alta que indicarían que el 100% de la superficie del núcleo sería activa, lo que es imposible. El mecanismo que explicaría la hiperactividad sería el mismo que la produce en el 103P: el núcleo contendría hielos hipervolátiles por debajo de la superficie que cuando subliman liberan hielo de agua generan una “tormenta de nieve” en las capas más cercanas al núcleo de la coma, lo que lo hace mucho más visible.  




La tormenta de hielo registrada por Deep Impact en el cometa 103P/Hartley 2, cometa muy similar al Wirtanen.

6.-Las observaciones desde 1948 indican que el 46P es un cometa muy estable en su comportamiento, por lo que las predicciones sobre su brillo en diciembre deberían ser muy confiables. Dichas predicciones, a partir de la realizada por el famoso Seiichi Yoshida indican que la magnitud máxima el 16 de diciembre sería 3, lo que en cielos oscuros lo haría visible a simple vista. Por supuesto, como la magnitud de un cometa es la de un brillo distribuido por toda la coma (que ya sabemos que tiene un diámetro muy grande), nuestros ojos observaran un brillo más difuso, por lo que seguramente deberemos recurrir a binoculares, al menos en la ciudad.
Esta serie de condiciones hacen que el acercamiento del 46P Wirtanen sea histórico, ya que las condiciones de observación desde Tierra serían equivalentes a las del sobrevuelo lejano de una sonda, con el beneficio de todos los telescopios e instrumentos que desde Tierra pueden observar y registrar. Las posibilidades de estudio desde la Tierra son numerosas e incluyen el monitoreo de la variabilidad rotacional y de los estallidos, el estudio del núcleo con radar y la posibilidad única de estudiar la zona más interior de la coma. El 46P es casi un gemelo del 103P Hartley 2, como vimos, lo que permitirá contrastar los datos obtenidos por la misión de extensión de la sonda Deep Impact en 2010 con los que se obtengan ahora.
Los resultados de estos estudios, en lo que una parte no menor provendrá de la campaña de observación que realizan numerosos astrónomos amateurs, prometen un futuro conocimiento muy amplio del 46P, que de por sí es un considerado un objetivo ideal para una futura misión espacial. De hecho, pocos días antes del lanzamiento de la misión Rosetta en enero de 2003, una prueba de lanzamiento del cohete Ariane 5 fue un fracaso y la misión se postergó. La Rosetta original iba al Wirtanen, pero el postergamiento hizo necesario un cambio de planes y el objetivo secundario entró en escena, el 67P Churyumov-Gerasimenko. Incluso una misión diseñada para el Programa Discovery de la NASA, la finalista de 2011 Comet Hopper, tenía como destino el 46P. Con los conocimientos que sumaremos de este acercamiento, el Wirtanen tiene destino de objetivo de alguna sonda futura.

lunes, 26 de noviembre de 2018

ACERCAMIENTO DEL COMETA WIRTANEN

En este interesante video de la NASA se muestra la geometría de la órbita del cometa 46P Wirtanen en su próximo acercamiento a la Tierra el mes que viene:


46P WIRTANEN … Y DESPEDIDA DE LA AEA



Sin dudas, el 46P Wirtanen es el cometa del año. Cuando tengamos luna nueva en pocos días, es probable que lo podamos ver en cielos oscuros a simple vista en su máximo acercamiento a la Tierra.
Así se lo podía ver en una única toma de 91 segundos a las 5.24 UT del 18 de noviembre de 2018, imagen tomada por Francisco Alsina Cardinali, Juan Manuel Biagi y Alberto Anunziato.
Disfruté mucho de nuestra última imagen en el Observatorio de Oro Verde de la Asociación Entrerriana de Astronomía porque a título personal será la última que comparta con ustedes. Seguiremos con el blog, claro, pero no habrá más imágenes de la AEA, institución a la que ya no pertenezco.

jueves, 22 de noviembre de 2018

¡EL CAZADOR DE COMETAS DE ARIZONA DON MACHHOLZ LO HIZO DE NUEVO!


Descubrió su cometa nº 12 hace pocos días.



El nuevo cometa de Don Machholz se parece a una bola de pelusa en esta imagen tomada el 9 de noviembre de 2018. Se está moviendo hacia el noreste en el cielo de la mañana en Virgo.
Por Jean-Francois Soulier
Con todas las búsquedas automáticas en busca de cualquier cosa que se arrastra por el cielo, es una maravilla que un aficionado todavía pueda descubrir un cometa. Sin embargo, eso es exactamente lo que sucedió el 7 de noviembre, cuando Don Machholz, el cazador visual de cometas vivo más exitoso, descubrió visualmente un nuevo cometa en Virgo cerca del amanecer desde su hogar en Colfax, California. Dos observadores japoneses, Shigehisa Fujikawa y Masayuki Iwamoto, vieron el objeto de manera independiente casi al mismo tiempo y agregaron sus autógrafos al último nombre oficial del cometa.
Vamos a escuchar al descubridor a través de su cuenta de Twitter:
"746 horas de búsqueda desde mi último descubrimiento visual de cometas en 2010 y el 7 de noviembre a las 7.53 UT descubrí visualmente mi duodécimo cometa y ¡hoy fue confirmado!"
Felicitaciones, Don. ¡Has vencido a los robots!


El nuevo cometa, ahora formalmente llamado C/2018 V1 (Machholz-Fujikawa-Iwamoto) brilla en verde y luce una débil cola apuntando al oeste-noroeste en esta imagen tomada el 11 de noviembre. Crédito: Michael Jäger
Por ahora, el cometa ha recibido las designaciones temporales TCP J12192806-0211143 y DM001. De acuerdo con las primeras observaciones compartidas en la lista de correo de comets-ml, el nuevo objeto es de magnitud 10.2 con un coma de 4 ′ (minuto de arco) moderadamente condensado y una cola corta que se extiende hacia el oeste en el ángulo de posición 264 °. Por suerte para nosotros, el nuevo visitante se encuentra a unos 20 ° de altura justo antes del comienzo del crepúsculo matutino en Virgo, muy cerca de la estrella fácil ubicable a simple vista (¡un sistema doble hermoso!) Gamma (γ) Virginis.
No está claro cuándo será el perihelio; he visto estimaciones desde fines de noviembre hasta mediados de diciembre. Pronto sabremos si se trata de un objeto nuevo o el regreso de un cometa periódico perdido hace mucho tiempo. Probablemente sea lo primero.

El campeón cometario Don Machholz junto a su telescopio reflector de 18". Crédito: AnneLouis Machholz.
Traducción parcial de: