jueves, 23 de mayo de 2019

DESCUBREN 3 EXOCOMETAS ALREDEDOR DE BETA PICTORIS




Ilustración de artista de los exocometas en el sistema planetario que rodea Beta Pictoris, Crédito: Michaela Pink



Justo un año después del lanzamiento de la misión TESS de NASA han sido descubiertos los primeros tres cometas en órbita alrededor de la estrella cercana Beta Pictoris en los datos de este telescopio espacial.
Sebastian Zeba (Universidad de Innsbruck) y sus colaboradores descubrieron la señal de los exocometas cuando investigaban la curva de luz observada por TESS de Beta Pictoris. “Los datos mostraban un importante descenso en la intensidad de luz de la estrella observada. Estas variaciones debidas al oscurecimiento por un objeto en la órbita de la estrella pueden relacionarse claramente con un cometa”.
FUENTE:
https://rastreadoresdecometas.wordpress.com/2019/05/23/descubiertos-tres-exocometas-alrededor-de-la-estrella-beta-pictoris/

lunes, 13 de mayo de 2019

UNA LEYENDA BRITÁNICA DE LOS COMETAS



Cuando sea grande, quiero ser como George Alcock, quién cuando le preguntaron cómo quería ser recordado dijo “como un observador”. El legendario Alcock, nacido en 1912 y muerto en 2000, descubrió 5 cometas y 5 novas durante sus muchos años de observación. No son pocos pero tampoco son tantos como otros grandes cazadores de cometas. Lo que lo hace increíble es que los descubrió desde la lluviosa y casi siempre nublada isla de Gran Bretaña, uno de los peores cielos del mundo. Su primer cometa fue en 1959, el primero en cielos británicos desde 1934. Pero lo más asombroso es que descubrió su segundo cometa 5 días después. Este maestro de escuela fue uno de los astrónomos amateurs más impresionantes, un dato: conocía de memoria la posición de 30.000 estrellas, lo que lo ayudaba en la observación cometaria y de búsqueda de novas. Al parecer, ya con más de 70 años, consideraba seriamente dejar de buscar cometas y novas ante el avance de los sistemas de búsqueda automática de cometas, pero no lo hizo y en 1983 descubrió su quinto cometa, del que hemos hablado hace poco, el IRAS-Araki-Alcock. ¿Saben cómo lo descubrió? Observando detrás del vidrio de una ventana y sosteniendo los binoculares con la mano, sin trípode… y con 71 años de edad. Su último descubrimiento fue una nova en 1991. Gloria y loor al gran George Alcock.

EL CHAVO DEL 8 Y LOS COMETAS

Muy políticamente incorrecta, la serie mexicana que nos sigue divirtiendo como hace 50 años ha hecho referencias a nuestros amados cometas. En el primer fragmento (1974) el legendario Don Ramón le pregunta a Don Barriga, quien porta casco de futbol americano para evitar los consabidos golpes del Chavo, si tiene miedo del “Kohoutek” (minuto 11,30).
En el segundo fragmento el Maestro Jirafales explica a sus alumnos la inminente llegada, en 1985, del más famoso de los cometas, el Halley. Bastante más nuevo y menos divertido, pero una pieza de historia.


miércoles, 8 de mayo de 2019

Cápsula Espacial nos invita a conocer la "GIOTTO"



La astronáutica europea se ganó su puesto en la elite mundial con una de las misiones más amadas por los que sufrimos la enfermedad cometaria: la misión Giotto al cometa Halley. El último número de nuestra venerada revista digital "Capsula Espacial" (a la que pueden acceder desde uno de nuestros links de inicio) está dedicada a está misión.
La pueden leer en ISSUU, desde este link:
https://issuu.com/juanma782/docs/cap._espacial_n__30-sonda_giotto
En eso estamos, próximamente haremos su comentario.

martes, 7 de mayo de 2019

UNA PELÍCULA MUDA COMETARIA




De las inolvidables noches de la Sociedad Lunar Paranaense, buceando en lo más parecido a una juguetería gratis que existe en la web: archive.org, traemos una verdadera gema, un documental científico norteamericano sobre los cometas. Muy lograda la animación de las distintas etapas de un cometa.

sábado, 27 de abril de 2019

AGUA COMETARIA EN LA LUNA

Esta noticia que publicamos en la web de la Sección Lunar de la LIADA reúne tres grandes pasiones astronómicas: La Luna (que pierde la poca agua que tiene), los meteoros (que impactan en su superficie, sobre todo con las grandes lluvias de meteoros) y los cometas (que habrían aportado el agua que ahora pierde la Luna):


La Luna lanza al espacio 200 toneladas de agua cada año
Por José Manuel Nieves
Fuente:




Descubren que a 8 cm bajo la superficie lunar existe una reserva de agua que el continuo impacto de meteoritos está «devolviendo» al espacio
Que la Luna dispone de importantes reservas de agua es algo que los científicos saben desde hace ya varios años. Agua congelada, por supuesto, en forma de hielo extraordinariamente puro en el fondo de profundos cráteres que jamás reciben la luz del Sol, pero también mezclada, aunque en menor cantidad, con el polvo y las rocas de la superficie lunar.
Ahora, un nuevo estudio publicado en la revista Nature Geoscience acaba de revelar que nuestro aparentemente reseco satélite está perdiendo ese agua, y a un ritmo considerable: cerca de 200 toneladas cada año. La culpa la tienen los meteoritos que caen casi continuamente sobre nuestro satélite.
Según han podido comprobar los científicos planetarios Mehdi Benna, del Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, y Dana Hurley, del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins en Laurel, Maryland, los impactos de pequeños meteoroides impulsan, con frecuencia, polvo y gotas de agua a la tenue atmósfera de nuestro satélite. Y allí, en la atmósfera lunar, es precisamente donde la nave Lunar Atmosphere and Dust Environment Explorer, de la NASA, consiguió verlas.
Los investigadores, en efecto, fueron capaces de detectar con los instrumentos de la sonda hasta 29 liberaciones de agua entre octubre de 2013 y abril de 2014, y justo en los momentos en que la Luna pasaba a través de lluvias de meteoros bien conocidas. Según los científicos, cuanto más fuerte sea la corriente de meteoros, más partículas (y agua) son lanzadas al espacio desde la Luna.
"La Luna es golpeada por diminutas partículas de polvo todos los días -explica Dana Hurley- y, de vez en cuando, vuela a través de corrientes de meteoros, y entonces el bombardeo se vuelve más intenso". De hecho, las mayores detecciones de agua en la atmósfera lunar se detectaron precisamente al mismo tiempo que la Luna pasaba a través de esas corrientes. "Eso nos hizo pensar -prosigue la investigadora- que estábamos presenciando la liberación de agua lunar por los meteoroides".
Más seco que el desierto más seco
En su artículo, los investigadores explican que la cantidad de agua detectada por los sensores de la sonda era demasiado alta para provenir de los propios meteoros. En cambio, proponen que la mayor parte de ese agua probablemente se desprendió de los granos del suelo lunar próximos a los lugares de impacto.
Según los cálculos de Hurley y su equipo, en el transcurso de un año los meteoritos pueden llegar a liberar alrededor de 300 toneladas de agua del suelo de la Luna. Alrededor de un tercio de ese agua vuelve a caer en algún otro lugar del satélite, incluidas las áreas permanentemente en sombra cerca de los polos. Pero el resto, unas 200 toneladas anuales, se pierde para siempre en el espacio.
Los análisis realizados muestran que el agua lunar está oculta bajo una capa de aproximadamente 8 centímetros de suelo completamente seco. Su concentración, sin embargo, apenas es del 0,05%, con lo que ese subsuelo "húmedo" jamás podría llegar a convertirse en un terreno fértil: Según Hurley, a pesar del agua que contiene, ese suelo sigue siendo más seco que el desierto más seco de la Tierra.
Un cometa helado
Los investigadores creen que el agua podría proceder del impacto de un cometa helado hace cientos de millones de años, y que ahora toda ella se está perdiendo (a un ritmo de 200 toneladas al año) por culpa de los meteoritos. Con todo, su presencia en la superficie podría permitir que a partir de 2024 (año en que la NASA quiere volver a enviar hombres a la Luna), toda ese agua fuera extraída tanto para el consumo humano como para obtener combustible.

EL COMETA HALLEY, EDUARDO VII DE INGLATERRA Y EL FIN DEL MUNDO



El rey Eduardo VII falleció durante la primera semana de mayo, y un servicio noticioso llamado United Wireless informó que “pareció que sucedían cosas extrañas en relación con el cometa Halley por la época del ascenso del rey Jorge V”. En Bermudas, la noche de la muerte de Eduardo y el entronizamiento de su hijo, dijo el servicio noticioso, el cometa fue visible y “en su cola se observó un tinte evidentemente rojo”. Esa noche a las 12,30 el fuerte Hamilton, Bermudas, comenzó a disparar una salva de 101 cañonazos en honor del nuevo rey. Había un intervalo de dos minutos entre una descarga y la siguiente, de manera que se hizo el último disparo exactamente a las 3.52. Cuando se apagó el eco, el observador vio un súbito centelleo al extremo de la cola del cometa, la cabeza también resplandeció como una bola de fuego rojo. El fenómeno duró 5 minutos y fue visto por los negros que trabajaban en los muelles. El terror los dominó. Cayeron de rodillas y comenzaron a orar. Estaban seguros de que había llegado el fin del mundo y fue imposible conseguir que siguieran cargando el Bermudian. Algunos relacionaron la extraña luz con la muerte del rey Eduardo. Afirmaron que era seguro que estallaría la guerra durante el reinado del rey Jorge y que una gran calamidad se abatiría sobre la tierra. Estaban mudos de terror y en sus paroxismos de celo religioso llegaron al frenesí total. Solamente cuando el cometa desapareció y amaneció el sábado fue posible convencerlos de que siguieran trabajando.
Fuente: “El cometa Halley”, por Richard Flaste y otros (Javier Vergara Editor, 1985), página 925.

miércoles, 24 de abril de 2019

UNA ESTAFA COMETARIA



Todos podemos pensar en un rostro conocido de quién dice amar la astronomía y sólo busca provecho. Ese fue el caso de unos ladrones de gallinas en 1910:

“Temprano el 29 de abril de 1910, en la calle principal de Towacco, Nueva Jersey, dos hombres jóvenes y bien vestidos se presentaron como una suerte de pregoneros e informaron que esa noche podría observarse una vista especialmente espléndida del cometa Halley desde la cima de la cercana montaña Waukhaw. Según dijeron, sería un espectáculo astronómico memorable. El acontecimiento científico del siglo. Ciertamente, dijeron que el instituto de tecnología que ellos representaban, en un intento de avivar el interés general por la ciencia, ofrecía premios a la mejor descripción de aficionados del cometa y su larga cola, según ambos aparecían en el cielo nocturno. Una joven llamada Lily-según un cronista contemporáneo la hija muy talentosa de cierto Cyrus Lautergan fue la primera en aceptar el reto y anunció que estaría en la cima de la montaña con paleta y caballete. Apareció un rival. Mary Vanderlip se apresuró a señalar que por lo que se refería a la representación en colores del cielo, ella era igual y muy probablemente superior a Lily Lautergan. Mary también acudiría a la cita.
“En definitiva” informó The New York Times a la mañana siguiente, “esta mañana la cima de la montaña Waukhaw estaba poblada por las bellezas, los caballeros y las acompañantes de Towacco. La señorita Lily y la señorita Mary estaban prontas con sus paletas y se cruzaban apuestas sobre la ganadora”. Pero en definitiva la noche no fue muy exitosa. Por una parte, la bruma y las nubes oscurecieron la visión del cometa Halley, pero cuando los buenos ciudadanos de Towacco regresaron a sus casas comprobaron que les habían saqueado los gallineros. Cyrus Doolite perdió 300 aves y las familias Lautergan y Vanderlip también soportaron importantes pérdidas. “Por lo que a mí se refiere, el cometa Halley puede irse al infierno” dijo el señor Lautergan después de contar sus pérdidas. “Maldito cometa”.
Fuente: “El cometa Halley”, por Richard Flaste y otros (Javier Vergara Editor, 1985), páginas 74 y 75.

sábado, 20 de abril de 2019

C/1983 H1 IRAS-Araki-Alcock Y LOS OTROS COMETAS DE LA SONDA IRAS



El IRAS (IRnfrared Astronomical Satellite) fue un precursor de los modernos observatorios espaciales. Lanzado el 25 de enero de 1983 como misión conjunta de los EEUU, Holanda y Gran Bretaña,  Realizó un escaneo casi completo (96%) del cielo en infrarrojo y la manera en que escaneaba favorecía la comprobación de descubrimiento: escaneaba dos veces un sector durante dos días y luego volvía a hacerlo dos semanas después dos veces más. Durante los diez meses que duró su misión identificó 350.000 fuentes de radiación en infrarrojo, muchas de ellas desconocidos. La investigación original se limitaba a objetos de espacio profundo, y muchos descubrimientos (como un disco de polvo alrededor de la estrella Vega) se relacionaban con ese objetivo inicial, pero los datos también eran una excelente fuente de investigación para el descubrimiento de fuentes de radiación móviles, lo que llevó al descubrimiento de cuatro asteroides (entre ellos el 3200 Phaeton, responsable de la lluvia de meteoros de las Gemínidas) y 6 cometas, 4 de período largo y dos de período corto. El primer cometa descubierto con datos de IRAS fue el C/1983 H1 IRAS-Araki-Alcock, descubierto primero por el equipo que analizaba los datos del IRAS y luego por los astrónomos aficionados japonés e inglés, aunque éstos lo descubrieron en simultáneo pero después de la sonda, se ganaron el derecho a compartir el nombre porque el equipo IRAS no sabía que el procedimiento para registrar el descubrimiento era enviar un telegrama (hoy un email) al Minor Planet Center. Otros descubrimientos cometarios del IRAS fueron el 126P/IRAS y el 161P/Hartley-IRAS, pero ninguno pasó tan cerca como el C/1983 H1, cuyo perigeo fue el más cercano a la Tierra desde el famoso cometa Lexell de 1770.



EL COMETA HALLEY VENCIDO POR 3 LEYENDAS DE LOS SINTETIZADORES




Uno de los placeres de los viernes nublados a la noche, para los que estamos viejunos y ya no salimos, es ver Adult Swim por el canal I SAT, y con un par de copitas de coñac encima los recuerdos son épicos. Anoche quedé fascinado con una pequeña joyita de 10 minutos: “Live at the Necropolis: Lords of Synth”, una hilarante ironía muy al estilo de nuestro Cha Cha Cha o Todo por $2. Tres grandes músicos, genios del sintetizador emprenden la batalla final por la supremacía mundial en un gran evento televisado en vivo: son Vangelis, Giorgio Moroder y Wendy Carlos (aunque con sus nombres cambiados), yo hubiera puesto a Jean Michel Jarré y Kraftwerk. La energía es tanta que atrae al cometa Halley en curso de colisión con la Tierra, pero a  pocos segundos del final del mundo televisado, los genios del sintetizador consiguen congelar al Halley en el cielo para que orbite nuestro planeta como una segunda Luna. Veanlo, espero que lo disfruten tanto como yo. Mis favoritos, dos invitados: “a pulsating ball of pure energy” y Panos The Wonder Child.

lunes, 15 de abril de 2019

DESCUBREN UN FRAGMENTO DE COMETA EN EL INTERIOR DE UN METEORITO PRIMITIVO


Un equipo internacional liderado por investigadores del Instituto de Ciencias del Espacio, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), y del Institut d'Estudis Espacials de Catalunya ha descubierto por primera vez el fragmento de un cometa en el interior de un meteorito. Este hallazgo demuestra que las condritas carbonáceas, que son un tipo de meteoritos, contienen claves sobre la composición de objetos más frágiles que se formaron en regiones distantes al Sol hace más de 4.560 millones de años. Los resultados del trabajo se publican en la revista Nature Astronomy.



Sección de la condrita carbonácea La Paz 02342 y ampliación del clasto cometario. / CSIC-Carnegie Institution


Tras un estudio de tres años de la condrita carbonácea La Paz 02342, de la colección antártica de la NASA, los investigadores han llegado a la conclusión de que el fragmento de cometa, de unas cien micras, está compuesto por una mezcla inusual de materiales orgánicos, silicatos amorfos y cristalinos, sulfatos de sodio, sulfuros y granos presolares, estos últimos sintetizados en estrellas que enriquecieron los materiales primigenios de nuestro Sistema Solar. Para su análisis se ha empleado, entre otros instrumentos, un espectrómetro de masas de iones secundarios (nano-SIMS) del Carnegie Institution of Washington (Estados Unidos) que permite el sondeo electrónico a escala nanométrica de la muestra tanto a nivel isotópico como de análisis de elementos.
“Este fragmento, denominado técnicamente xenolito, posee unas características nada usuales que, según pensamos, se produjeron de la incorporación de materiales primigenios embebidos en hielos”, señala el investigador del CSIC Josep Maria Trigo, que trabaja en el Instituto de Ciencias del Espacio y codirige el estudio. “Muchos objetos del Sistema Solar poseen una composición muy diferente a la de los meteoritos a los que estamos acostumbrados. Las condritas carbonáceas, como La Paz 02342, constituyen un legado fósil de la creación de los planetesimales en su interior son capaces de preservar muestras únicas de otros objetos mucho más ricos en materia orgánica y volátiles, conocidos como cometas.”, explica Trigo.
Como apunta el investigador: “El asteroide progenitor de esta condrita carbonácea sufrió alteración acuosa pero afortunadamente no fue extensiva ni homogénea, lo que hizo que se preservasen las propiedades únicas de este clasto cometario, entre ellas su riqueza en diminutos granos minerales formados en estrellas del entorno en el que nació el Sol. Nuestro estudio concluye que este diminuto fragmento incorporó no solo hielos sino también materiales procedentes del medio interestelar, en donde sabemos que también fue irradiado por rayos cósmicos de alta energía, proceso en el que se crearon diminutos vidrios conocidos como GEMS (Glass with Embedded Metal and Sulfides, por sus siglas en inglés)”.
Los meteoritos más primitivos
Las condritas carbonáceas proceden de cuerpos transicionales, a caballo entre los asteroides y los cometas, que dado su tamaño, inferior a un centenar de kilómetros, nunca se fundieron ni sufrieron internamente diferenciación química como los planetas. Por eso, los materiales que forman estos objetos suelen ser frágiles y no suelen sobrevivir los tránsitos de decenas de millones de años que los transportan desde sus cuerpos progenitores hasta la órbita terrestre y, si lo hacen, se fragmentan y volatilizan en su entrada a la atmósfera a velocidades hipersónicas. Precisamente por ello, materiales ultracarbonáceos como el descubierto son “extremadamente raros” y solo se han podido identificar en contadas ocasiones, en forma de micrometeoritos.
La búsqueda de materiales primigenios entre los meteoritos más primitivos puede realizarse en el Instituto de Ciencias del Espacio dado que es el único centro español repositorio internacional de meteoritos antárticos. Las muestras estudiadas por el equipo científico del CSIC proceden del Johnson Space Center de la NASA. De ese modo los investigadores tienen acceso a ejemplares únicos, pudiendo seleccionar aquellos que no han sufrido metamorfismo térmico ni alteración acuosa extrema.
Este descubrimiento se enmarca en el proyecto del Plan Nacional de Astronomía y Astrofísica (AYA-2015-67175-P) para el estudio de materiales primitivos preservados en meteoritos. En él también han participado Carles E. Moyano y Safoura Tanbakouei, del Instituto de Ciencias del Espacio (CSIC), así como Larry Nittler, de la Carnegie Institution of Washington, junto con otros investigadores norteamericanos.
 Fuente:
Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España:

viernes, 5 de abril de 2019

LA COLA INVISIBLE DE IONES

Los cometas tiene dos colas, como vemos en el siguiente gráfico.



La primera es la visible, la tradicional, la cola de polvo. Ésta se forma con el polvo que va perdiendo el cometa a medida que avanza o se aleja del Sol, es la cola visible, ya que refleja la luz del Sol. Se extiende hacia la trayectoria orbital del cometa y ese polvo formará ese cinturón orbital que la Tierra atravesará dos veces al año y que originará dos lluvias de meteoros.
La segunda cola está formada por partículas de gas cargadas eléctricamente por el viento solar, se llama la cola de iones y apunta siempre, de manera recta, en dirección contraria al Sol. La vemos muy clara y espectacularmente en esta imagen del cometa C/2009 R1 Mc Naught:




Nosotros observamos este cometa, visual y fotográficamente, cuando concurríamos al Observatorio de Oro Verde, tendrían que encontrarlo en la imagen…



COMETAS EN 3D

¡ A ponerse los anteojos 3D como en el cine! Nuestro incansable internauta Juanma Biagi nos regaló esta galería de imágenes 3D del cometa más conocido de todos, el 67P/Churyumov-Gerasimenko, y como yapa, una imagen del Wild 2 observado por la sonda Stardust:






martes, 26 de marzo de 2019

LA FALLIDA OBSERVACIÓN DEL COMETA BENNETT POR EL APOLO 13



¿Saben qué estaba por hacer la nave Apolo 13 cuando tuvo su conocida falla en uno de los cilindros que contenían oxígeno, lo que hizo abortar la misión, luego del famoso “Houston, We’ve had a problem here”?
Observar al cometa Bennett, uno de los grandes cometas del siglo XX, en lo que hubiera sido la primera observación de un cometa desde el espacio. Pero no pudo ser, la actividad programada, fotografiar el cometa, era justo lo que estaban por realizar el 13 de abril de 1970, con 55 horas transcurridas desde el despegue, cuando comenzaron los problemas, como se puede leer en la transcripción de las comunicaciones entre la nave y el centro de control.
El C/1969 Y1 fue descubierto el 28 de diciembre de 1969 por el astrónomo amateur John Bennett desde Sudáfrica. Sus observaciones visuales duraron 20 años, entre 1960 y 1980, y se focalizaron en repetir el trabajo de Charles Messier, pero para el hemisferio sur: catalogar todos los objetos nebulosos que pudieran ser confundidos con cometas, en el proceso descubrió 2 cometas y una supernova en la galaxia M83, la primera descubierta con telescopio. El cometa Bennett brilló intensamente, llegando a magnitud 0, hasta febrero de 1971 y fue uno de los más espectaculares del siglo XX.



martes, 19 de marzo de 2019

EL COMETA DE 1843 EN PARMA Y MONTEVIDEO



Uno de los libros fascinantes que leí en 2019 es “Montevideo antiguo” de Isidoro de María. Me sorprendió ver una referencia al cometa de 1843. Buscando en internet pude encontrar una referencia de la época en la “Gazzetta di Parma” en Google Books., del número del 20 de mayo de 1843. Allí se informaban las viscisitudes de la Guerra Grande en el vecino país y del sitio de Montevideo que comenzó el 16 de febrero de 1843. La lucha era entre los blancos sitiadores, comandados por el General Oribe y con la ayuda de los federales argentinos, y los colorados sitiados, comandados por Melchor Pacheco y Obes, con la ayuda de los unitarios argentinos y del Imperio Brasileño. El sitio se prolongó nada menos que hasta 1851 y parece tener algo de sentido el comentario del libro: “Desgraciadamente, soplaron malísimos vientos por entonces, con el cometa del 43, que todos vimos aparecer al oeste”, para una época aciaga (página 44 de la edición de EUDEBA de 1966.
A continuación de las noticias sobre el Sitio de Montevideo el periódico italiano transmite un reporte interesante: en el cielo sereno de la mañana del 28 de febrero de 1843, entre las 10,45 y las 11,45 se pudo ver al gran cometa de 1843 en pleno día con el Sol brillando, bastaba ubicarse detrás de un muro para que no diera directo el sol o situarse en la sombra para ver “una estrella brillantísima, muy cercana al Sol, de la que partía una franja brillante en dirección contraria al Sol y que se extendía cuatro o cinco grados”. Seguía el reporte mencionando que el hecho de que no cambiara de aspecto convenció a los que observaban (tanto en Parma, como en Bologna, Genova, y otras ciudades) de que no era un parhelio y sí un cometa.  Acerca de la “aparición tan extraordinaria” se debatía acerca de la causa de que apareciera tan brillante cuando pocas noches antes era un cometa de poco brillo, hasta que la consulta a los astrónomos develaba el misterio, esa misma noche el cometa (que ahora sabemos que pertenece a los muy brillantes, por su composición con prevalencia de hielo, familia de cometas rasantes llamados Kreutz) había emergido del perihelio.
El cometa de 1843 fue inmortalizado por una pintura realizada por el astrónomo Charles Piazzi Smith, espléndida obra de arte cuyo objetivo fue registrar con la mayor precisión posible la apariencia del cometa que observaba desde el Observatorio del Cabo de Buena Esperanza en Sudáfrica.

400 ENTRADAS



No queríamos dejar pasar este número redondo, no siempre se cumplen 400 encuentros con ustedes, queridos lectores. Hace poco recordamos el quinto aniversario del blog y renovamos un poco lo que podíamos esperar del blog, no teniendo acceso a un telescopio respetable para la observación cometaria.
Bueno, estamos un poco más optimistas, no sabemos por qué. Pero pensamos en salidas al campo cuando haya cometas que puedan observarse con pequeños telescopios o binoculares en cielos oscuros, en solicitar tiempo de telescopio en otros observatorios, en hacer llamamientos a observar, en seguir entusiasmados, en fin, con nuestros amados cometas.
¡Muchas gracias!

jueves, 14 de marzo de 2019

¿ES ‘OUMUAMUA UN COMETA PENDULAR?


Fuente:
19 de octubre de 2017. Esta es la fecha en la que empezó el misterio en torno al Oumuamua, la primera y controvertida roca interestelar que ingresaba en nuestro Sistema Solar un mes antes de su detección en la citada data por investigadores de la Universidad de Hawai. Desde entonces se han postulado múltiples teorías para tratar de calificar al primer visitante macroscópico (unos 300 metros de largo) venido de más allá de nuestro vecindario cósmico (se calcula que lleva millones de años viajando antes de ingresar en el Sistema Solar).
Asteroide, cometa, fragmento planetario, nube de escombros e incluso nave espacial alienígena varada por el espacio, han sido algunas de las explicaciones dadas por la comunidad científica. Ahora, la Universidad de Yale y astrónomos de Caltech tienen una nueva idea: es un cometa que oscila como un péndulo, en lugar de su giro habitual.
En los meses posteriores a la fecha de la primera detección del Oumuamua, el comportamiento de este objeto ha desconcertado a los astrónomos. Al principio, se creía que Oumuamua era un cometa, aunque la idea fue descartada casi de inmediato, ya que el objeto carecía de cola y coma, la «cabellera» que envuelve al núcleo y que está hecha de material evaporado de su superficie.
Por ello, los investigadorse llegaron a la conclusión de que podía ser un asteroide, aunque esta explicación no llegaba a responder del todo a la razón de su extraña trayectoria: el objeto acelera su velocidad, en lugar de disminuirla, como era de esperar. De hecho, hubo estudios que apuntaron que su comportamiento errático era debido a un choque con otro objeto.
También se planteó la «exótica» hipótesis de que se tratase de una vela ligera, una forma de nave espacial que depende de la presión de radiación para generar propulsión, similar a lo que está trabajando el proyecto Breaktrough Starshot. Así, los investigadores especularon con que esta vela ligera podía ser una enviada de otra civilización para estudiar nuestro Sistema Solar y buscar signos de vida.
«Ha dejado una serie de misterios a su paso», afirma en un comunicado Darryl Seligman, estudiante graduado de Yale y primer autor del estudio sobre la investigación aceptada para su publicación por la revista «Astrophysical Journal Letters». Seligman, el profesor de astronomía de Yale Gregory Laughlin y el profesor de Caltech Konstantin Batygin explican que la razón de la aceleración de Oumuamua no están de acuerdo con la teoría de la nave espacial alienígena y opinan que es bastante más mundana: en realidad se trataría de la ventilación del gas que fue calentada por el sol.
Tal «desgasificación» ocurre regularmente para los cometas, señalan los investigadores. Cuando un cometa se acerca al Sol -como en el caso de Oumuamua- y se calienta, su hielo estalla en un chorro. Las «colas» del cometa se forman cuando las partículas de polvo quedan atrapadas en el chorro y reflejan la luz solar. El problema aquí, como ya apuntó en su día la comunidad científica, es que este viajero interestelar ni tiene coma ni muestra el giro revelador que sería causado por el chorro de gas.
Y esta es su respuesta a ambas contradicciones: «En el modelo que proponemos para Oumuamua, el gas de ventilación no brota desde un solo punto fijo en la superficie -comenta Laughlin-. En cambio, los chorros migran a lo largo de la superficie, siguiendo el calor y la dirección hacia el Sol». Esto significaría que, en lugar de girar, como en un cometa típico, Oumuamua oscila de un lado a otro como un péndulo, según Laughlin.
La trayectoria del Oumuamua
Actualmente Oumuamua ha pasado más allá de la órbita de Saturno y se espera que tarde más de 10.000 años en salir del Sistema Solar de nuevo. Pero los investigadores dicen que su descubrimiento sugiere que casi todas las estrellas en la galaxia pueden expulsar tales objetos durante el proceso de formación del planeta.
Si eso es cierto, una nueva generación de telescopios, como el Telescopio de Levantamiento Sinóptico Grande (LSST) en Chile, puede ayudar a los científicos a aprender más sobre ellos. «Cuando se conecten LSST y otros telescopios nuevos, cada año se detectarán más de estos intrusos interestelares», concluye Seligman.

viernes, 8 de marzo de 2019

LA DESINTEGRACIÓN DEL COMETA C/1999 S4 LINEAR Y LAS MARCAS DE AGUA



El C/1999 S4 LINEAR fue el cometa más brillante de 2000 y se hizo famoso por dos circunstancias.
Primero, porque su fragmentación fue una de las más espectaculares que se hayan registrado fotográficamente.  El cometa fue descubierto por el programa LINEAR del MIT (que busca asteroides pero descubre cometas a patadas) en septiembre de 1999, al acercarse al Sol en julio de 2000 comenzó una dramática serie de aumentos de brillo que indicaban outbursts violentos y finalmente, desde el 18 de julio la fragmentación del pequeño núcleo de entre 200 y 600 metros de diámetro, compuesto mayoritariamente por hielo de agua y por ende muy brillante, que culminó el 5 de agosto con la completa desintegración, que fue captada por el telescopio espacial Hubble. En la siguiente imagen de NASA se combina la fotografía del Hubble (derecha), en la que se observan los fragmentos (ninguno superior a 50 metros de diámetro) y la del telescopio de la Universidad de Hawaii (izquierda), en el que aparece el cometa desintegrándose en una masa difusa, mientras que los fragmentos son visibles en la imagen del telescopio espacial. Ambas imágenes fueron tomadas el día de la fatídica muerte del Linear, el 5 de agosto.


Segundo, porque el análisis espectográfico del Linear mostró la abundancia de agua, que se sospechaba, y que el agua tenía una relación Hidrógeno-Deuterio muy similar a la de los océanos terrestres, por lo cual apuntalaba la hipótesis del origen cometario del agua en nuestro planeta, un tema interesantísimo que seguiremos en próximas entradas.

lunes, 4 de marzo de 2019

WERNER HERZOG HARÁ UNA PELÍCULA SOBRE METEORITOS Y COMETAS



El formato blog me permite discurrir sobre temas de mi interés, aunque no sean estrictamente astronómicos. Esta entrada podría ser un ejemplo. Cuando me enteré de que Werner Herzog estaba rodando un documental recorriendo cráteres meteoríticos alrededor del mundo para relacionarlos con el origen de la vida y las sucesivas extinciones masivas, así como las implicancias culturales y mitológicas de meteoritos y cometas. Un poco como hacemos en este blog, ¿no?
El cine de Werner Herzog es una de las formas de arte que más admiro, una exploración del alma de personajes que no pueden subordinarse a la tiranía de la sociedad. En este caso, compartirá la aventura documental con Clive Oppenheimer, su compañero en otro estupendo documental de 2016, “Into the Inferno”, en los que nos regala impresionantes e hipnóticas imágenes sobre los volcanes más impresionantes y su influencia sobre la cultura local.
La ansiedad nos consume por ver esta película de nuestro admirado y, sin ninguna pretensión de imparcialidad, idolatrado Werner Herzog.

lunes, 25 de febrero de 2019

SPARTAN-HALLEY, MISIÓN FALLIDA



La tragedia del transbordador espacial Challenger el 28 de enero de 1986 fue un duro golpe para la astronáutica norteamericana y también para los estudios cometarios que tenían como objetivo el más famoso de todos los cometas, el Halley. El Challlenger debía lanzar una pequeña sonda llamada SPARTAN (Shuttle Pointed Autonomous Research Tool for Astronomy) 203, también conocida como HCED (Halley’s Comet Experiment Deployable), que analizaría en el espectro ultravioleta la coma del cometa, La misión duraría 40 horas y luego retornaría al transbordador y podría volver a utilizarse en una nueva misión. También se habían diseñado experimentos sobre la composición de la coma a realizarse desde el mismo transbordador.  Ambos experimentos se hubieran cumplido antes del perihelio, mientras que las sondas integrantes de la “Armada Halley” (de Japón, URSS-Francia, y Europa) contactaron al cometa luego del perihelio, en marzo de 1986. El aporte norteamericano fue muy modesto al no participar del esfuerzo multinacional y por la explosión del Challenger a poco de despegar, se limitó a usar dos misiones con otros objetivos para observar el Halley desde lejos: la International Comet Explorer (http://cometasentrerios.blogspot.com/2015/12/international-cometary-explorer-la.html ) y la Pioneer Venus (http://cometasentrerios.blogspot.com/2015/03/el-cometa-halley-por-la-pioneer-venus-1.html ), que registró las interacciones del viento solar con la coma a través de un espectrómetro.
Las SPARTAN cumplieron otras misiones con las mismas características: eran lanzadas desde el transbordador y recogidas 40 horas después, los datos se almacenaban en la propia sonda, más bién lo que técnicamente se conoce como un sub-satélite. La serie SPARTAN 201 realizaron 5 misiones con estudios solares relacionados con la corona, la serie 204 realizó una misión observando en ultravioleta nubes de polvo galácticas. En una de las misiones solares, la SPARTAN comenzó a girar sin control y hubo que recuperarla manualmente, con una actividad extravehícular (EVA), o en buen criollo, tuvieron que mandar a un astronauta a que recuperase el aparato.

viernes, 22 de febrero de 2019

C/2018 Y1 IWAMOTO, EL GRAN COMETA DE 2019


Descubierto el 20 de diciembre del año pasado por el japonés Masayuki Iwamoto (quién había descubierto otro cometa un par de meses atrás y seis asteroides hace unos años), es el cometa más brillante en los cielos del norte, para nosotros es difícil de observar, muy bajo cerca del horizonte. Según la base de datos de la Sección Cometas de la LIADA, está en magnitud 6.5, lo que sería su brillo máximo antes de empezar a alejarse del Sol. Es un cometa bastante vistoso, con una bonita cola, como puede observarse en esta imagen de Rolando Ligustri aparecida en la edición online de “Sky and Telescope”.



Y de la misma fuente traemos esta imagen de Bob King, en la que lo observamos muy brillante y alto en el cielo:



Como si estuviera paseando en su camino a las Pléyades, cuando quizás podamos observarlo si no ha disminuido demasiado su brillo, pasó cerca de la galaxia M104 en esta imagen de Roland Ligustri

Y este maravilloso gif lo muestra pasando muy orondo cerca de la galaxia espiral NGC 2903, en lo que fue la Astronomical Picture of the Day (APOD) del 19 de febrero (https://apod.nasa.gov/apod/ap190219.html ). Son 3 horas resumidas en 10 segundos. ¿Vieron pasar los satélites?

miércoles, 13 de febrero de 2019

LOS COMETAS EN “IL GATTOPARDO” DE GIUSEPPE TOMASI DI LAMPEDUSA




Son conocidas las relaciones de una de las obras maestras de la literatura italiana, “Il Gattopardo” del Príncipe Tomasi di Lampedusa, con la astronomía. El protagonista, el Principe di Salina, vive y sufre los tiempos en los que la cultura aristocrática es reemplazada por la cultura burguesa durante la unificación italiana y la conquista del Reino de Nápoles y Sicilia por las tropas de Garibaldi. El famoso motto de “que todo cambie para que nada cambie” es el programa que Salina se impone para que la nueva Italia no termine con lo que él considera lo bueno de la vieja Italia, pero la novela va más allá. Es la historia de la decadencia inevitable de las grandes familias nobles, que no saben adaptarse a los tiempos de mercantilismo y democracia. Es una novela muy citada pero poco leída y su lectura es uno de los grandes placeres que me ha proporcionado la literatura.
El aristocrático protagonista es un astrónomo aficionado de gran nivel, cuenta con un observatorio en su palacio dotado de los más modernos instrumentos científicos, incluso había descubierto dos asteroides (“pianettini”) llamados “Salina” y “Svelto”. La contemplación de los cielos y su imperturbable y matemática serenidad es un escape a la pureza desde la vida que parece haberle sonreído pero que lo ha dejado profundamente descontento, y en el balance que hace de sus alegrías, entre “el sentido de tradición y perennidad que expresan la piedra y el agua”, la caza, la belleza de algunas mujeres que había visto al pasar, se encontraba el orgullo matemático y “la sorpresa de recibir una carta de Arago, que espontáneamente lo felicitaba por la exactitud de los difíciles cálculos relativos al cometa de Huxley”. Hasta hace poco, calcular la órbita de un cometa implicaba días y días de cálculos.
Al evocar sus manos gruesas, manos de felino, evoca su intrínseca delicadeza amorosa al acariciar a la esposa y…  a “los botones esmerilados de los telescopios, catalejos y los “buscadores de cometas”, que, allá en lo alto de la villa, inundaban su observatorio privado”. El Príncipe de Salina tiene una debilidad por los cometas, y quién no… Le debemos al lector la búsqueda acerca de la naturaleza de estos ”cercatori di comete”.
El Principe di Salina está en buena parte inspirado por un antepasado del autor, y el siguiente párrafo expresa una sensación común entre los astrófilos, la molestia de tener que sacrificar los cielos estrellados por el tedio de la vida social:
“No tendría que haber venido al baile: Stella, Angelica, las hijas, la hubieran pasado estupendamente solas, y él en este momento podría ser feliz en el estudio en la terraza de Via Salina, escuchando el murmullo de la funente y tratando de atrapar los cometas por la cola. “Ya está, ya viene, ahora no puedo irme sin ser descortés. Vayamos a ver a los que bailan”.
Pero la más impresionante declaración de la astronomía, y especialmente los cometas, como la evasión a un mundo perfecto, y como el deseo de muerte que irriga toda la novela, aparece en este párrafo en el que el protanista y el Padre Pirrone comparten lo que hoy llamaríamos astronomía amateur y a fines del siglo XIX era astronomía a secas:
“Apaciguados ambos, discutieron sobre una relación que debían enviar pronto a un observatorio extranjero, el de Arcetri. Sostenidos, guiados, parecía, por los números, invisibles en aquella hora pero presentes, los astros surcaban el éter cons su trayectorias exactas. Fieles a sus citas, los cometas se habían habituado a presentarse puntuales hasta el segundo ante quien los observase. Y no eran mensajeros de catástrofes como Stella creía, más bien sus apariciones previstas eran el triunfo de la razón humana que se proyectaba y pasaba a formar parte de la sublime normalidad de los cielos. "Dejemos que aquí abajo los Bendicò” (que es su perro) “sigan las rústicas presas y que cuchillo del cocinero tritura la carne de inocentes animalitos. En la altura de este observatorio las fanfarronadas de uno y lo sanguinario del otro se funden en una tranquila armonía. El problema verdadero, el unico, es poder seguir viviendo esta vida del espíritu en sus momentos mas abstractos, más similares a la muerte”.

Las traducciones, con sus errores, me pertenecen.


viernes, 25 de enero de 2019

5 AÑOS DE COMETARIA


Hace 5 años, el 25 de enero de 2014, nacía este blog. Como toda historia, la suya tuvo grandes momentos y momentos tristes. Sin dudas, el apogeo fueron los años 2014 y 2015, dos años llenos de observaciones cometarias, gracias a los cometas que se acercaron al Sol en dichos años, como a la posibilidad de observar desde el Observatorio de Oro Verde de la Asociación Entrerriana de Astronomía sin interés por parte de la asociación pero tampoco sin restricciones al uso del instrumental. En 2016 tuvimos menos “experiencias de observación” por los esquivos cometas de ese año, pero observamos lo que pudimos. Ya empezaban, igualmente, las dificultades para observar, que se acentuaron con el cambio de telescopio del observatorio, un verdadero desastre. Imposibilitados de observar, cerramos la Sección Cometas de la AEA y Cometaria entre en hibernación en mayo de 2017. Durante 2018 no volvieron las observaciones, pero el amor por estos astros errantes nos llevó a volver a postear hace 1 año, el 25 de enero de 2018. Quizás no con el mismo ritmo, absorbidos por nuestro trabajo en la Sección Lunar de la LIADA (Liga Iberoamericana de Astronomía), pero con el mismo amor. Mi salida de la AEA en noviembre del año pasado reforzó nuestro compromiso con el blog y su aspiración a la propagación desinteresada de la astronomía.
5 años no se cumplen todos los días, por eso decidimos brindar con ustedes con la bebida de los astrónomos, el café de las noches, y darles la oportunidad de conocernos.
¡Muchas Gracias!



jueves, 24 de enero de 2019

EL APORTE DE LOS GLOBOS ESTRATOSFÉRICOS A LA OBSERVACIÓN COMETARIA. BOPPS (Ballon Observation Platform for Planetary Science).


La misión BRISSON fracasó en observar al cometa ISON por una pequeña falla en el telescopio pero fue un éxito operativo en todo lo demás, por lo que la decisión de volver a usar el instrumental, góndola y globo era obvia. La nueva misión tuvo un nombre genérico y como objetivos una serie de cuerpos del sistema solar: Urano, Ceres, Vesta y los cometas C/2014 E2 Jacques y, principalmente, el C/2013 A1 Siding Spring, en trayectoria a un paso cercano de Marte al momento del lanzamiento (25 de septiembre de 2014).






La observación prioritaria era en infrarrojo del cometa que pocas semanas después pasaría en trayectoria de casi colisión por Marte.



Luego de contribuir a la campaña 2014 del Siding Spring, le tocó el turno al Jacques:

Luego de un aterrizaje exitoso, el BOPPS cumplió su misión y dio lugar a un nuevo proyecto del NASA GRC: el GHAS (Gondola for High Altitude Planetary Science), del que se espera un aporte significativo a la ciencia planetaria.
Quizás la observación planetaria desde globos estratosféricos sea una buena idea para países emergentes, con científicos con mucho empuje y pocos recursos.

lunes, 21 de enero de 2019

EL APORTE DE LOS GLOBOS ESTRATOSFÉRICOS A LA OBSERVACIÓN COMETARIA. BRISSON (Ballon Rapid Response for ISON).



Lanzar un globo estratosférico (la estratósfera se extiende entre los 11 y los 50 kilómetros de altura) tiene una serie de ventajas comparativas con respecto a una misión espacial en cuanto a costos y oportunidades en lo que hace a la astronomía planetaria y en particular a la cometaria. Por empezar, su costo es muy inferior a una misión espacial. Además, la estratósfera permite observaciones en un entorno mucho más parecido al espacio que al de la superficie.  Al ser más sencillo ensamblar un globo a una góndola con instrumental, la respuesta a eventos no esperados como un cometa es mucho más rápida y sencilla, así como también es más sencillo programar una serie de observaciones en el tiempo repitiendo las misiones a un objetivo o a distintos, ya que el globo y la góndola puedan volver a usarse muchas veces (salvo accidentes). Además, la posibilidad de repetir misiones y reutilizar el material ampliaría el número de científicos que podrían tener tiempo de observación. De hecho, participar en observaciones realizadas con globos estratosféricos sería una oportunidad ideal para científicos en las primeras etapas de su carrera.
Las ventajas de diseñar rápidamente una misión específica se comprobaron en enero de 2013 cuando un equipo del Glenn Research Center de la NASA y el Southwest Research Institute (SwRI) ensambló una góndola con un telescopio de 0,80 metros de apertura y un conjunto de cámaras y filtros para cubrir el espectro que va del ultravioleta cercano al infrarojo medio. Su objetivo: el cometa ISON descubierto en septiembre de 2012. La misión se llamó BRISSONy formó parte del esfuerzo por observar este cometa que prometía tanto por su presunto primer paso por el Sol, que permitiría mediciones de CO2 y H2O.
La misión pudo prepararse en 9 meses, aprovechando material ya existente (como el telescopio) e instrumentos diseñados para la ocasión. El lanzamiento se realizó el 28 de septiembre de 2013 en Fort Summer, New Mexico. Lamentablemente, una falla de funcionamiento del telescopio no permitió cumplir con el objetivo de la misión y no se pudo capturar al cometa que se desintegraría poco después del perihelio. A pesar de ello, se pudo lograr una serie de metas técnicas, como mantener la estabilidad del telescopio y cámaras y un aterrizaje exitoso.
En la próxima entrada veremos una misión idéntica, pero exitosa.