sábado, 24 de febrero de 2018

UN COMETA AZUL ELÉCTRICO



El cometa más interesante de nuestros días, al que aspiramos a observar, es el C/2016 R2 Panstarrs, descubierto por el telescopio de la Universidad de Hawaii de ese nombre el 7 de septiembre de 2016. El color azul se debe a que es increíblemente rico en monóxido de carbono (que cambia de sólido a gaseoso cuando el sol incide sobre el núcleo) que es expulsado a grandes cantidades y que ionizado por el viento solar da ese hermoso y un poco inquietante color azulado. Lo confirmaron las observaciones con el telescopio del  Arizona Radio Observatory en Mount Graham.
Su perihelio será en mayo (a 2.6 unidades astronómicas). Es una cita única para todos los que tenemos una expectativa de vida menor a los 20.800 años que tardará en completar el próximo periodo.
La foto y la animación pertenecen a Michael Jäger y fueron tomadas el 6 de enero de 2018.
Fuentes:



No hay comentarios.:

Publicar un comentario